Origen del amaranto, cocina indígena

El origen del amaranto

Escrito por Un poco de mí

0 comments Cocina indígena

El amaranto forma parte de los dulces tradicionales de México, pero ¿sabías que su origen data de la época prehispánica? Los mayas y los aztecas fueron los principales productores de esta planta.

La palabra “amaranto” viene del griego y significa “planta que no se marchita”, esto hace referencia a que las flores de amaranto duran mucho tiempo después de ser cortadas. Los Mayas lo nombraron “xtes” y era apreciado por su valor alimenticio, mientras que los aztecas lo empleaban en diversos rituales y lo conocías como “huautli”.

Planta de amaranto, cocina indígena

De acuerdo con los investigadores, las muestras arqueológicas del grano de amaranto hallados en Tehuacán, Puebla, se remontan al año 4.000 a.C., e indican que haya originado en América Central y del Sur.

Dentro de las comunidades prehispánicas,, el amaranto tenía el mismo grado de importancia que el maíz y el frijol. La máxima producción de su grano se dio durante los periodos Maya y Azteca, además en su forma vegetal era consumida como cereal.

Durante la llegada de los españoles se prohibió su consumo al considerarla “pagana”. Algunos historiadores señalan que esta acción pudo ser una estratégia militar para mantener a la población débil ya que el amaranto era el alimento de los guerreros.

Granos de amaranto, cocina indígena

En muy poco tiempo el cultivo de amaranto, con alto valor agrícola y religioso, se hundió en el olvido, sólo algunos agricultores continuaron con su producción para consumo propio en zonas retiradas hacia la montaña.

Hoy en día, la forma más común de consumir amaranto es por medio de las “alegrías”, un dulce popular donde se utilizan las semillas reventadas. Dentro de la cocina mexicana, las semillas son molidas y mezcladas con maíz que se integran en diversos platillos.

Fuente: Amaranto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *