Día de la Santa Cruz, pueblos indígenas

Día de la Santa Cruz y pueblos indígenas

La riqueza de las manifestaciones religiosas de los Pueblos Indígenas se expresa en las diversas formas en que los actos rituales como peregrinaciones, rezos, bendiciones y ofrendas se vinculan con las actividades y necesidades prácticas de la población. Estos son componentes en los cuales se entrelaza la vigencia de una mezcla de contenidos de la cosmovisión y practica ritual prehispánica, con la visión y liturgia cristiana heredada por los misioneros españoles, que se pueden apreciar en la celebración del Día de la Santa Cruz.

En la celebración del Día de la Santa Cruz entre los Pueblos Indígenas podemos observar una diversidad de características comunes o particulares, según la región y pueblo indígena. En primer lugar, uno de los elementos que distingue a esta celebración es su relación con el ciclo de producción agrícola, por lo que el periodo en el que se extiende la celebración, en muchos casos va más allá de la fecha del 3 de mayo.

Inicia con los preparativos días o semanas antes para actividades como el corte y la recolección de leña, tal es el caso de los mixes de Oaxaca y los otomíes del Valle del Mezquital, en Hidalgo, para quienes las actividades de la celebración comienzandesde marzo o abril y culminan en el mes de octubre, en el tiempo de la cosecha del maíz, mostrando así su estrecha relación con el ciclo productivo de esta planta.

Otras de sus características, es la participación de poblaciones vecinas, ya que esta celebración también cumple funciones de fortalecimiento de los vínculos sociales entre las comunidades basada en intercambiosde alimentos y de la participación de las bandas de música, como es en el caso de los mixes, por lo que se constituye como un mecanismo de cohesión social, que permite reforzar las relaciones sociales entre los integrantes del propio pueblo, pero también con los de otros pueblos.

También te puede interesar   Comparto mi columna "Mayor bienestar y apoyo en Hidalgo"

En la celebración del Día de la Santa Cruz existen, también, una multiplicidad de espacios donde se realizan los actos rituales que van de los templos católicos a las ermitas y cruces localizadas en la cima de los cerros y en otros lugares. Por ejemplo, los mixtecos de Oaxaca, realizan la ceremonia del 3 de mayo ofreciendo velas, incienso y el sacrificio de un animal en cuevas y ciénegas, porque son los lugares donde consideran que viven las deidades de la lluvia con el fin de solicitar buen tiempo para la producción agrícola.

Por su parte, los nahuas de la Montaña de Guerrero, realizan una celebración en torno a la Cruz, que también es asociada a la fertilidad de la tierra, a la que llaman Cruz de Agua. Para esta ceremonia, realizan peregrinaciones a lo alto de los cerros con el fin de llevarle alimentos a manera de ofrenda, para que a cambio, proporcione agua en beneficio del crecimiento de los cultivos y se encuentra en relación estrecha con su visión de la estructura del cosmos.

Como en otras celebraciones, la del Día de la Santa Cruz se basa en un sistema de organización social, donde son los mayordomos quienes están a cargo del cuidado de las imágenes de los santos venerados en esta fecha, se fortalecen así, las relaciones sociales comunitarias.

Por todo, esto podemos ver que la fiesta de la Santa Cruz es una práctica cultural que refuerza la identidad de los Pueblos Indígenas. Los invito a que, cuando tengan oportunidad, asistan y participen en estas celebraciones que podemos encontrar en un gran número de comunidades que son base de la riqueza de nuestra identidad y patrimonio cultural y que al mismo tiempo muestran la capacidad de representación simbólica de los Pueblos Indígenas de nuestro país.

También te puede interesar   Una fecha de reflexión

Fuente: El Sol de México

Deja un comentario