Día mundial del agua, pueblos indígenas

Día Mundial del Agua

El pasado 22 de marzo se celebró el Día Mundial del Agua. Hoy quiero hablar de la relación de los Pueblos Indígenas de México con el agua. La diversidad de ecosistemas en los que habitan los pueblos originarios de nuestro país ha determinado condiciones variables en la disponibilidad de agua para consumo humano y otras actividades.

Condiciones que, a su vez, han influido en algunas de sus características culturales; una de éstas ha sido su patrón de asentamiento, estableciéndose notables diferencias entre las zonas cálidas, templadas o áridas de nuestro país, donde, sobre todo en la primera, con una mayor disponibilidad de agua, ha permitido la ubicación de asentamientos más compactos y permanentes, a diferencia de las zonas áridas o montañosas, donde la gran dispersión de localidades o rancherías entre pueblos como los tarahumaras y los tepehuanos del norte se relaciona con la disponibilidad de agua, también dispersa de cuerpos solo suficientes solo para el establecimiento de pequeños grupos sociales.

Así como en zonas desérticas de Sonora y Sinaloa, en las que pueblos indígenas como los mayos y los yaquis ubicaron sus asentamientos, predominantemente a la orilla de los grandes ríos de esa región; mientras que los pápagos, del norte de Sonora, en la época de secas se asentaban en las zonas conocidas como pozos y los grupos familiares solo se reunían en época de lluvias para las prácticas agrícolas y rituales.

Para los pueblos indígenas el agua es sagrada, por lo que forma parte de su cosmovisión. En muchos casos está representada por deidades que permiten la fertilidad y la reproducción de la vida a través de fenómenos como la disponibilidad de lluvia, los ríos o los manantiales y que, por lo tanto, se asocia a distintas ceremonias y creencias, como la petición de lluvias para la siembra del maíz.

También te puede interesar   Celebrarán el Año Nuevo Azteca

Los mayas, por ejemplo, realizan peticiones a los chacs, deidades responsables de la lluvia y las tormentas, a fin de que envíen el agua para sus milpas. Los chontales de Tabasco para realizar la siembra de la milpa solicitan permiso al dueño del agua, mediante la construcción de altares, ofrendas y pronunciamiento de rezos.

En la actualidad, la mayor parte de las viviendas indígenas tiene disponibilidad de agua entubada para uso doméstico, en algunos casos mediante tomas domiciliarias o tomas públicas, en donde, no obstante, el abastecimiento se combina con el uso de otras fuentes de surtimiento como el acarreo desde arroyos o manantiales, la perforación de pozos, la conducción del líquido desde manantiales o la recolección de agua de lluvia, esto último principalmente en zonas semidesérticas.

Con el fin de abatir los rezagos, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) ha puesto en marcha acciones que forman parte de la Estrategia de Cobertura Total, instruida por el presidente de México, licenciado Enrique Peña Nieto, para la dotación de agua y drenaje en localidades, en comunidades de más de 100 habitantes, en diferentes regiones indígenas, que es donde se encuentran, en muchas ocasiones, las fuentes que abastecen de agua a la población del país; por lo que quiero hacer un llamado para que valoremos los conocimientos y prácticas presentes en los Pueblos Indígenas, relacionadas con el manejo del agua, y tomemos conciencia de la importancia que significa su protección para la mantener el medio ambiente y  la vida misma.

Fuente: El Sol de México

Deja un comentario