Manuela Lino Bello

Doña Manuela Lino Bello. Premio Nacional de Artes y Literatura 2016, en la Categoría Artes y Tradiciones Populares

En reconocimiento a su brillante trayectoria, la artista textil nahua de Hueyapan, Puebla, Manuela Cecilia Lino Bello, recibió de manos del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el máximo galardón que se otorga en México a artistas y creadores.

Durante 2016, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas se dio a la tarea de investigar, documentar y presentar esta candidatura, pues a lo largo de los años ha venido acompañando e impulsando el trabajo de doña Manuela Cecilia. Fue en el Museo Nacional de Artes e Industrias Populares del entonces Instituto Nacional Indigenista donde la artista, trabajando de manera conjunta con María Teresa Pomar, pionera de las artes populares mexicanas y otrora directora del museo en la década de 1980, realizó el rescate y rediseño de las prendas tradicionales de Hueyapan, en lanas teñidas con colorantes naturales, tejidas en telar de cintura y bordadas con maestría.

A la edad de siete años, Manuela Cecilia, se interesó en el arte textil e inició su aprendizaje con su abuela, quien se dedicaba a la obtención, hilado y tejido en telar de cintura de la lana. Posteriormente, aprendió el uso de los tintes naturales como el añil, la grana cochinilla, el musgo y el zacatlaxcalli. Es portadora de los conocimientos de tintorería artesanal mejor preservados en México desde la época prehispánica, particularmente, el manejo del añil por procesos de fermentación natural con “agua de simiente” y “tezuatl” (Hierba local), lo cual es único en el país.

Sus conocimientos le han valido el merecimiento de diversos reconocimientos y premios, entre los que destacan: El galardón 2016 por trayectoria artesanal del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías, el homenaje como Tesoro Viviente del Estado de Puebla en 2009 y el de Grandes Maestros del Arte Popular por Fomento Cultural Banamex.

También te puede interesar   Expo de los Pueblos Indígenas 2015

Doña Manuela Cecilia, fue impulsora del desarrollo local de su comunidad desde la década de 1980, en que fundó la Organización de Mujeres Tamachichihual, que ha sido un modelo de sustento económico para muchas mujeres nahuas y sus familias. Por ello y por haber formado a las nuevas generaciones de artesanas, goza de gran respeto como maestra en su comunidad, es conocida y valorada en muchas partes de México y el mundo.

En la actualidad, los teñidos de doña Manuela Cecilia, son referencia para el establecimiento de parámetros colorimétricos científicos para el examen de obras de arte. La maestra en Historia del Arte, Tatiana Falcón, que trabaja en el Laboratorio de Diagnóstico de Obras de Arte del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, ha corroborado que las técnicas empleadas y enseñadas por doña Manuela, están referidas en documentos del siglo XVI, sobre todo en los textos de Fray Bernardino de Sahagún.

Entre los motivos zoomorfos que expresan los bordados de doña Manuela Cecilia están diferentes aves –colibrí, calandria, guajolote, pavorreal, gallina, gallo, cotorro, canario, gorrión, gavilán, cardenal, pájaro carpintero, pato, pájaro azul, zopilote, paloma, águila, garza y ave bicéfala–. Se observan también mamíferos como venado, gato, conejo, zorro, caballo, perro, ratón, entre otros. De los insectos, se repiten comúnmente el grillo, mariposa, oruga  y el alacrán.

Doña Manuela Cecilia, también ha compartido sus conocimientos en foros artesanales y académicos nacionales, así como en varios países. Por ejemplo en 2004, bajo los auspicios de Fomento Cultural Banamex, realizó una estancia en El Salvador para compartir conocimientos sobre el añil y en 2006, impartió un taller sobre tintes naturales organizado por la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

También te puede interesar   Marcas indígenas

Doña Manuela Cecilia es una persona sencilla e increíblemente generosa, hace diez años que perdió la vista, pero como lo reconoció el presidente de la República, Enrique Peña, el día de la premiación, es a través de su enorme corazón y memoria, como ella, sigue dirigiendo la creación textil de las artesanas de su comunidad, asesora a las nuevas generaciones y es capaz de distinguir con su desarrollado tacto hasta los detalles más finos de un textil.

Mi más amplio reconocimiento y sincera felicitación.

Fuente: El Sol de México

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *