Espero que mi columna les ayude a encontrar un momento de reflexión

“El compromiso con el desarrollo”

Concluye febrero y nos aproximamos al final del primer trimestre del año, periodo en el cual hacemos reflexión respecto del comienzo del 2015. En este primer trimestre el Gobierno de la República da muestra del avance y desarrollo de los programas sociales y de infraestructura, es parte de la consolidación de la primera mitad del sexenio actual.

Respecto de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, nos es vital referirnos a la colaboración transversal e institucional en todos los ordenes de gobierno y, particularmente para todos los que colaboramos en la CDI, renovar nuestro compromiso para atender y servir el desarrollo de nuestros pueblos originarios. En nuestro trabajo social apoyamos el desarrollo económico, se tiene como uno de los propósitos esenciales que México sea un país más incluyente y equitativo y con mejores recursos para abatir la pobreza y que todas las familias mexicanas tengan satisfechas sus necesidades básicas.

Ejemplo de lo anterior, con un multitudinario evento, enmarcado por la toma de protesta de 1,128 mujeres Vocales del Programa Prospera en el Estado de Veracruz, se llevó a cabo, esta semana, el cierre de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que coordina la Secretaria de Desarrollo Social.”A dos años de haberse puesto en marcha, la Cruzada mejoró el acceso a la educación de 2.8 millones de personas, 2.9 millones tuvieron acceso al Seguro Popular, más de 1 millón de niños y niñas se han beneficiado con la entrega de suplementos alimenticios, y 1.5 millones de personas se han incorporado al programa Pensión para Adultos Mayores 65 años y más, así como al Seguro de Vida para Jefas de Familia.

También te puede interesar   Tejedoras de Tlamacazapa presentan exposición en Acapulco

Estas son solo una muestra de lo que a nivel federal ha significado este exitoso programa.”Una de las grandes fortalezas de la Cruzada, es la coordinación entre los tres ámbitos de gobierno, la transparencia en el padrón de beneficiarios de los programas sociales y la participación de mujeres y hombres en la construcción de un país mejor alimentado y con una robustecida cohesión social.

Gracias a ello, hoy son menos mexicanos los que pasan hambre y son más los que se alimentan en comedores comunitarios y reciben apoyos para mejorar su calidad de vida.

Lo anterior renueva nuestros votos de compromiso y de esfuerzo por contar con un país mejor, por seguir dedicándonos día con día cumplir las expectativas de las exigencias sociales que son demandas a un gobierno en el que se confía y se participa. Estamos avanzado, y en esta reflexión, les comparto la justificada esperanza de que México será un país sin hambre y con equidad social para transitar en el camino del desarrollo, de la prosperidad y de una mayor justicia social.

Columna publicada en El Sol de México

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *