En esta columna rindo homenaje a Don Mario Vázquez Raña

Escrito por Un poco de mí

0 comments Columna Nuvia Mayorga

“El legado”

Se ha ido de esta tierra un gran líder, Don Mario Vázquez Raña, sin embargo, su legado es la forma más clara de la continua permanencia que tendrá en la mente y el corazón de tantas personas que fueron tocadas por la grandeza de su personalidad.

Su influencia abarcó no solo el ámbito periodístico y deportivo, sino el emocional en el ejemplo de un empresario que colocó a México en un papel primario y por el cual siempre luchó y ofreció su vida por lo que eran y siguen siendo los ideales con los que se refleja su gran trayectoria.

Siempre reconoció la importancia del idioma español para las negociaciones deportivas, trabajó por colocar a nuestra nación en la primer plana del acontecer internacional, siempre con la clara idea de que los valores institucionales, sociales éticos son el pilar de los futuros promisorios.

Hablar de Don Mario resulta insuficiente en las palabras con relación a lo que logró en vida y que se continuará con su recuerdo y ejemplo. Serían planas y planas hablar de sus consecuencias, sin embargo, con lo que mejor que se podría honrar a tan ilustre figura, es el pensarlo en términos de su humanidad y su nacionalismo; un gran hombre que destacó a México, que siempre fue estandarte de una vida plena y de trabajo. No existe persona en este mundo que no haya sido tocada por la influencia de Don Mario. Coherente con los principios olímpicos, su filosofía de paz y unión lo llevó a ser el gran referente de México para el mundo en el Deporte y el Periodismo.

También te puede interesar   Inauguran Casa del Niño Indígena en Puebla

Se ha ido un grande, pero su legado y fuerza existen en el día a día, en cada persona que salta a una pista atlética, en cada periodista que cubre una nota en alto riesgo, en cada joven que comienza un negocio sustentado en las experiencias del empresario, en cada Ser Humano que quiere ser mejor y trabajar arduamente.

Descanse en Paz Don Mario, México siempre le estará agradecido porque con su solo existir logró hacer de este un mundo mejor. Gracias por tanto, gracias a este gran hombre, gracias por colocar el nombre de nuestro país en la punta del reconocimiento mundial, hasta pronto “al Mexicano” tal como era conocido en el Comité Olímpico, un orgullo y agradecimiento por siempre.

Columna publicada en El Sol de México

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *