La declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas

Escrito por Un poco de mí

0 comments Columna Nuvia Mayorga

El 13 de septiembre se celebró el octavo aniversario de la aprobación, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Esta Declaración es muy importante con base en su contenido social e internacional. En ésta se reconoce la igualdad de los Pueblos Indígenas con cualquier otro, se establece el derecho a ser diferentes y a ser respetados como tales. Este apartado es de relevante calidad humana, la atención a la diferenciación, el respeto a la identidad, en el que se dispone que todos los pueblos contribuyen a la diversidad y riqueza de las civilizaciones y culturas, y que éstas constituyen el Patrimonio de la Humanidad.

Existe un párrafo en este instrumento que particularmente trasciende la reflexión, en este se dice que todas las doctrinas, políticas y prácticas basadas en la superioridad de determinados pueblos o individuos o que la propugnan aduciendo razones de origen nacional o diferencias raciales, religiosas, étnicas o culturales son racistas, científicamente falsas, jurídicamente inválidas, moralmente condenables y socialmente injustas y que en ejercicio de sus derechos los Pueblos Indígenas deben de estar libres de toda forma de discriminación. Cada vez que leo esta afirmación me renueva un espíritu de esfuerzo y lucha por proteger sus derechos, de trabajar porque sean reconocidos y que los mismos sean valorados.

Históricamente, los Derechos de los Pueblos Indígenas en muchas ocasiones no han sido respetados, existe una relevante necesidad de hacerlos valer, de trabajar por ellos, promoverlos y celebrar todo tipo de acuerdos, tratados y convenios que tengan por objeto su defensa.

Los artículos tercero, cuarto y quinto de la declaración, son contundentes en reforzar el derecho de los Pueblos Indígenas a la libre determinación respecto de su condición política y ser libres en la proyección de su desarrollo económico, social y cultura, así como el respeto a sus instituciones.

También te puede interesar   Nuevo Sistema de Justicia Penal con visión intercultural y multilingüe

A lo largo de la declaración observamos derechos fundamentales como el respeto a sus costumbres, a su historia y folclor, a sus tierras, a la protección de su cultura, pero más aún, la obligación del Estado del que formen parte a proteger y alentar ese derecho. En México, nuestra Constitución Política los reconoce expresamente y son baluarte de nuestra identidad nacional.

Existe mucho trabajo por hacer, sin embargo, de la mano con un mes tan significativo para México, en la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, celebramos por partida doble. Por una parte, el reconocimiento expreso de la Comunidad Internacional sobre los derechos fundamentales de los indígenas, y por otra, la celebración del inicio de una lucha por nuestra identidad como nación, en el que grandes indígenas fueron actores de la historia de México a los que hoy debemos reconocer, a los que forman parte de nuestro devenir histórico, de nuestra identidad, del orgullo nacional y que, como Gobierno, como instituciones, correspondemos a ese esfuerzo conjunto de celebrar una independencia con alto sentido nacionalista y con amplio reconocimiento a los pueblos originarios que nos dan fuerza, cultura e identidad.

Columna en El Sol de México

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario