La violencia contra la mujer

La violencia contra las mujeres

El martes pasado, en Pachuca, Hidalgo acudí al Diálogo Regional de Intercambio de Buenas Prácticas: Desafíos y Nuevos Retos para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, que fue un espacio de reflexión entre representantes de Gobierno, sociedad civil, academia y organismos internacionales, involucrados en la prevención, investigación, sanción y erradicación de la violencia cometida en contra de mujeres y niñas, presidido por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Según la ONU, una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual en su vida, una cifra abrumadora que refleja una pandemia de proporciones mundiales. Sin embargo, a diferencia de una enfermedad, agresores e incluso sociedades enteras eligen cometer actos de violencia, y también pueden decidir ponerles fin. La violencia no es inevitable: Se puede prevenir. Aunque no es algo tan fácil como erradicar un virus. No hay una vacuna, no hay un medicamento.

Por ello, las estrategias de prevención deben ser integrales y deben incluir múltiples intervenciones realizadas en paralelo para lograr efectos duraderos y permanentes. Es preciso involucrar a muchos sectores, actores y partes interesadas. Cada vez se cuenta con más pruebas sobre las intervenciones que funcionan para prevenir la violencia: Desde la movilización comunitaria hasta el cambio de las normas sociales, desde intervenciones escolares exhaustivas centradas en el personal y el alumnado hasta el empoderamiento económico y los complementos a los ingresos junto con capacitación sobre la igualdad de género.

En la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, una de las premisas esenciales que tenemos, es precisamente, el de mejorar las condiciones de igualdad de género, buscando que la mujer indígena siempre sea respetada y defendida.

También te puede interesar   Centenario de nuestra Constitución

Las cifras son muy fuertes, la mayor parte de las mujeres que han soportado violencia física o sexual ha sido principalmente por un compañero sentimental; cerca de 120 millones de niñas han sufrido relaciones sexuales forzadas en algún momento de sus vidas y 133 millones de mujeres y niñas se han visto sometidas a la mutilación genital femenina, por ello, debemos todos de aportar nuestro apoyo y fortaleza de conciencia para poner un alto a todo tipo de violencia contra las mujeres.

Por ello, la importancia del diálogo para contribuir a terminar con el machismo, propiciar la armonía legislativa y actuar con determinación para poner punto final a una situación que lastima a las mujeres y nos limita a todos como sociedad. El Gobierno tiene la convicción de que la violencia de género sí se puede revertir, en ello se ha venido trabajando y las recomendaciones que surgieron en Pachuca habrán de contribuir a fortalecer las políticas públicas instrumentadas en este campo.

El titular de la Secretaría de Gobernación, licenciado Miguel Angol Osorio Chong, expresó un claro posicionamiento al respecto y en el evento se refirió a los espacios de oportunidades de las mujeres y destacó que México es el segundo país después de Suecia que tiene más mujeres dentro de su Congreso Federal, el 42 por ciento, por propuesta del presidente Enrique Peña Nieto. Recordó que se han ampliado y fortalecido centros de Justicia para Mujeres, que ya son 28 en el país, a los que se habrán de sumar los de Chilpancingo y Zacatecas que están por inaugurarse, de los cuales 24 se pusieron en operación en el actual Gobierno.

También te puede interesar   Una historia de orgullo sobre la mesa

No más violencia y mejor comprensión, más respeto y tolerancia, que México sea reconocido como un país en el que la igualdad de género no es una concesión, es un derecho fundamental, responsabilidad de cada uno de nosotros y que día a día debemos hacer que se ejerza plenamente.

Fuente: El sol de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *