Las reformas en beneficio de los indígenas

En este primer trimestre del año, es importante realizar un corte de las reformas constitucionales que han sido impulsadas y cuál es el beneficio directo para los pueblos indígenas. Este es un año que sentará las bases para la consolidación de las políticas instrumentadas por el Gobierno de la República para beneficio de todos los mexicanos.

Las once reformas aprobadas -gracias a la colaboración entre el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo Federal- contribuirán a generar cambios que se traducirán en mejores condiciones de vida para todos los mexicanos sin distinción.

La Reforma Educativa garantiza el derecho de los niños y jóvenes indígenas a recibir una educación de calidad, en todos los niveles, que les permita afrontar con éxito los retos de su crecimiento y desarrollo.

La Reforma de Competencia Económica mejora las condiciones para que haya un mejor abasto de productos a precios más accesibles para los habitantes de las comunidades indígenas.

La Reforma Laboral establece nuevas condiciones para que los trabajadores indígenas en cualquier actividad y en cualquier lugar del país tengan seguridad social y salarios dignos.

La Reforma Financiera establece mecanismos de financiamiento barato para proyectos productivos de la población indígena. Particularmente vía la banca oficial el crédito mas caro no costara más del 10% anual.

La Reforma Energética impulsará el crecimiento económico y un mejor aprovechamiento responsable y sustentable de los recursos naturales. Ello beneficiará a los Pueblos Indígenas pues tendrán acceso a mejores empleos en el sector, a más energía a precios bajos y a una mejor conservación de los recursos naturales con que cuentan sus localidades.

La Reforma de Telecomunicaciones permitirá ampliar el servicio de telefonía y otros servicios de telecomunicaciones a las comunidades indígenas, con más calidad y a menor costo.

También te puede interesar   Equidad y Equilibrio

La Reforma al Código Nacional de Procedimientos Penales garantiza que los indígenas sean juzgados con un trato de igualdad con los mismos procedimientos con que se juzga a todo ciudadano mexicano.

La Reforma Político-Electoral garantiza un mejor funcionamiento de los procesos de elecciones federales y locales y una mayor certeza a los mismos y seguridad de sus resultados.

La Reforma a la Ley de Amparo amplía la protección a la población indígena ante la afectación de sus derechos por acciones de todo orden de Gobierno.

La Reforma Hacendaria permitirá incrementar los ingresos con los que cuenta el Gobierno y con ello se fortalecerán los programas de apoyo al campo, a las actividades productivas de las comunidades indígenas y las acciones para mejorar la infraestructura, la educación y la salud de los pueblos indígenas.

La Reforma en Materia de Transparencia hace pública toda acción gubernamental con lo que se pone freno a la corrupción y a los abusos de que es objeto la población indígena cuando quiere acceder a información o a los apoyos gubernamentales.

Las reformas están orientadas en mejorar el potencial productivo del país y detonar su crecimiento económico y de esta forma cumplir con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de todos los mexicanos.

Columna publicada en El Sol de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *