Un México incluyente

Cuántos años han pasado en que la sociedad mexicana ha buscado consolidarse en un marco de verdadera igualdad. Durante décadas hemos escuchado discursos, palabras complejas con frases elaboradas que se refieren a las condiciones de los mexicanos, principalmente las de los más necesitados y se pronuncian palabras que en ocasiones nadie comprende.

Ahora, en este gobierno se han consolidado las fuerzas necesarias para trabajar por los más pobres y necesitados, se ha trabajado por lograr que todos los sectores sociales reciban las oportunidades para desarrollarse y mejorar. Se ha trabajado por un México Incluyente, por ello debemos considerar que todos los grupos, de las más diversas condiciones, sociales, económicas, étnicas, ideológicas, participen en la inclusión de proyectos e ideas para ser un verdadero país incluyente, en donde todas las fuerzas sociales converjan para responder las necesidades de todos los mexicanos.

El Gobierno federal ha implementado reuniones, mesas de trabajo y foros para escuchar a todos los grupos, el Ejecutivo federal nos ha instruido, a los que ocupamos una responsabilidad en su Gobierno, que debemos de colocar nuestra capacidad completa en lograr la inclusión de todos los mexicanos en los beneficios sociales, donde no podamos permitir que por tramitología burocrática no lleguen los recursos, ni las oportunidades a aquellos que más lo necesitan.

A efecto de que este, nuestro México, pueda caminar por la vía del desarrollo, en un primer término debemos de satisfacer las necesidades elementales del ser humano; la pirámide de Maslow, aunque criticada por algunos, habla que conforme se satisfacen las necesidades más básicas, los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados; de esta forma, el Estado mexicano debe de ser capaz de generar las oportunidades para que todos los mexicanos satisfagan, primeramente, sus necesidades elementales y, principalmente, la relacionada con el hambre, para continuar con el apoyo para construir una “Sociedad de Derechos”.

También te puede interesar   La danza de parachicos en Chiapa de Corzo, Chiapas

Incluir a todos en un proceso que se materialice en el terreno de los hechos, de los resultados que esperamos todos, es meta primaria en el corto plazo. Por ello, se trabaja día a día desde el Gobierno y con la sociedad con una política de Estado para un México incluyente, en el que ha sido fundamental escuchar, debatir, compartir y diseñar entre todos para generar los beneficios sociales que se quieren, en donde los logros serán una consecuencia natural de la participación de todos, creando la verdadera igualdad social que los mexicanos estamos exigiendo.

Columna en El Sol de México

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *