Cuento Indígena: El pájaro reloj

Cuentos indígenas: El pájaro reloj

Una de las grandes herencias de nuestros antepasados es el legado literario prehispánico. Estos relatos lograron sobrevivir a lo largo de los años gracias a su transmisión oral de generación en generación.

A continuación te compartimos un cuento tradicional del pueblo maya.

El pájaro reloj

“Cuentan los antiguos señores, que no había pasado mucho tiempo después de la creación de los animales, cuando Dios recordó que no le había dado nombre a ninguno. Por esta razón, anunció que haría una fiesta en la cual habría una carrera.

Todos los animales correrían y conforme fueran llegando les iría dando su nombre.

El pájaro reloj, cuento maya

El Señor Dios lo comunicó al líder de los animales y fue así como quedó concretado el evento. 

Entre todos los animales del mundo existe un pequeño pájaro muy hermoso, debido a su plumaje multicolor y a su larga cola.

A distancia se veía como un animal perfecto sólo que su defecto era que dormía demasiado.

El día que se anunció la carrera y los festejos este hermoso pájaro se durmió. Se enteró del evento del pico de otras aves.

– Huum, si así vas a dormir el día de la carrera, no podrás ganar tu nombre, te encanta dormir.

Le dolió tanto este comentario, que empezó a pensar en la manera de participar y poder ganar su nombre. 

– Es verdad lo que dice mi compañero, me encanta dormir ¿Qué haré entonces? De otra manera no podré tener mi nombre.

Pasaron dos días y decidió dormirse en medio del camino, pues así, cuando oyera el ruido de todos los animales sólo tendría que levantarse e ir atrás de sus compañeros.

También te puede interesar   Cuentos indígenas: El canto del cenzontle

Así lo hizo. No había salido el sol cuando fue a terminar de dormir en medio del camino. Cuando amaneció, todos los animales participaron en la carrera, sin embargo este pequeño pájaro no los oyó pasar y no se despertó.

Mientras todos estaban felices de haber recibido su nombre de la boca de Dios, esta ave apenas despertaba.

Al hacerlo no encontró a nadie sobre el camino y comenzó a correr. Se puso muy contento cuando sentía que al batir las alas con la fuerza acostumbrada volaba más rápido, sentía que no pesaba.

Al mirar atrás para ver si venía algún animal corriendo detrás, rompió en llanto.

cuento maya, el pájaro reloj

Estaba asustado ya que buscaba su hermosa cola, pero no quedaba más que una delgada pluma. Al mirar el sol y ver que se encontraba en medio del cielo, comenzó a comprender por qué no había ningún animal; todos habían pasado sobre su cola, la habían pisoteado.

Estaba llorando cuando llegó a la meta. El señor Dios al ver a al pajarito se empezó a reír al notar el aspecto de su cola.

El Señor le dijo así:

¿Ves lo que te pasa por dormilón? En este día te pongo el nombre de Recto, porque así quedó tu cola. No te la voy a componer, para que se acuerden tú y tus descendientes cuál es la razón por la que no debemos dormir demasiado.

Fuente: Alfabetos

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *