5 consejos para evitar compras impulsivas en Navidad

Escrito por Un poco de mí

0 comments Economía del Hogar

Se acerca la época donde las compras resultan ser un atractivo muy grande para la mayoría de las mujeres y también de muchos hombres.

Se dice que la Navidad es época de regalar, pero también debemos entender la diferencia entre comprar algo que se quiere o necesita, a la de comprar algo que se quiere pero que no se necesita.

Por ejemplo, un comprador impulsivo es una persona que quiere comprarse el celular de última generación sin importar endeudarse y salirse de su presupuesto. Y justo esta época es donde más “compradores impulsivos” surgen.

¿Cómo evitar caer en la tentación?

El primer paso es tener claro que las necesidades “son aquellos gastos que son indispensables para vivir y no son negociables”. En cambio que los deseos “son aquellos gastos que cambian con los gustos y las actividades de cada persona, que no son necesarios para vivir y que pueden postergarse para hacer un uso adecuado y no impulsivo de nuestros recursos”.

Para no caer en esa trampa esta navidad toma en cuenta lo siguiente:

1. Hacer un presupuesto: “Una vez se tiene un presupuesto establecido hay claridad sobre los ingresos y los egresos o gastos que componen la estructura de nuestros recursos. Con esa información como base se puede saber el monto del dinero que tenemos disponible para hacer los gastos extras de la época navideña y si contamos con ese dinero o no”.

2. Comprar con lista en mano: “es lo más efectivo a la hora de tener un presupuesto preciso y ahorra dolores de cabeza futuros”.

3. Nunca ir de compras sin haber desayunado ni almorzado: “parece una tontería pero funciona, cuando se va a mercar con hambre, siempre mete dos o tres cosas más en la canasta que no estaban en el presupuesto”.

También te puede interesar   Buena higiene para evitar enfermedades respiratorias

4. No dejarse convencer por los vendedores: “todos los almacenes tienen vendedores preparados para hacerlo comprar, ese es su trabajo. Sea firme y claro en lo que necesita”.

5. Cuestiónese: “antes de comprar algo, si no lo tenía planeado, hágase la pregunta si eso que va a comprar es algo que usted quiere o necesita?, si la respuesta es que lo quiere pero se sale de su presupuesto está a tiempo de no comprarlo, si la respuesta es la segunda puede comprarlo tranquilamente, en esto hay que ser muy cuidadosos porque la gente se autoengaña y ve que metió la pata cuando ya llegó a la casa y se gastó el dinero”.

Con información de http://www.elcolombiano.com/

Acerca de 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *