El INAH entregará la Medalla al Mérito Fotográfico a Alicia Ahumada

Escrito por Un poco de mí

0 comments México indígena

La fotógrafa chihuahuense Alicia Ahumada (1956) será galardonada con la Medalla al Mérito Fotográfico, que otorga el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El galardón le será entregado el 27 de agosto en Pachuca, Hidalgo, en reconocimiento a su visión humana y al hecho de ser una de las pioneras de la Fototeca Nacional.

En entrevista Ahumada reveló: “Me siento totalmente poseída por la fotografía, aunque no haga fotos, está presente y regresa de diferentes formas, ha sido un sustento muy generoso. Nunca me ha abandonado y ha sido el hilo conductor en mi vida”.

En su carpeta fotográfica, “lo documental”, destacan sus proyectos en comunidades indígenas mayas, rarámuris, nahuas, otomíes y los “mundos imaginarios”, como bosques de madroños de exuberante sexualidad, que mantienen un poderoso hilo conductor.

Ahumada aprendió a usar la máquina de escribir y “algo de fotografía”, se trasladó a la Ciudad de México y fue entonces en una casa de la colonia Tacubaya en la que le presentaron al físico y también fotógrafo Pedro Hiriart, y los hermanos Jorge y Guillermo Acevedo.

A la par de su labor en la Fototeca, ella tomó otro sendero de la actividad fotográfica, en torno a otra leyenda de la fotografía mexicana, Nacho López (1923-1986), ya que en el arranque de la década de 1980 surgió el “Grupo de los Ocho”.

La agrupación estuvo compuesta por: David Maawad, Pedro Valtierra, Víctor León, Rubén Pax, Javier Lavanderos, Luis Humberto González y por ella misma.

El conjunto se asumió contestatario frente al Consejo Mexicano de Fotografía, pero a la distancia la única mujer del “Grupo de los Ocho” vio aquello como “pura tontera”. La desilusión del proceder sindical, de la autoridad, y la frustración de sueños que esto conlleva le hicieron ver que sus alas “eran muy largas para quedarme en un cuarto oscuro o haciendo lo que la autoridad dice… ¡Y volé! Y fui a trabajar independiente”.

También te puede interesar   Exposición "Al sur del milenio" en el Museo del Estanquillo

Con la ayuda de personas que fueron sumándose a su vida, Ahumada apostó por proyectos que la han llevado desde entonces, por todas partes.

Su trabajo siempre ha tenido un marcado contexto social: registró los cambios en el paisaje del Valle del Mezquital cuando entró el canal de riego, tomó fotos de los pies agrietados de su gente, lo mismo hizo en la Barranca de Metztitlán y con migrantes en la frontera con Estados Unidos.

Posteriormente, con la llegada de la era digital a la fotografía, la artista experimentó un periodo entre “divertido y tenebroso”, ya que fue ruptura y crisis, tecnológica y existencial. “Me volví quejumbrosa, empecé a perder la vista y me sentí perdida”.

Un ejemplo son las imágenes del libro “El bosque erotizado”, el cual la impresora describe como “una mezcolanza, parte son fotografías impresas en plata gelatina y después trabajadas con químicos, entonadas por zonas; parte son transparencias con colores similares a los que podía obtener mediante los químicos y otra más es digital, transformada en el Photoshop”.

Su próximo libro: “Voces del corazón”, contendrá una autobiografía y una reflexión sobre su compañera de viaje.

Fuente: Notimex

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *