El origen de las cabezas olmecas 

Uno de los hallazgos más extraños de la historia fueron las cabezas olmecas, las cuales constituyen el mayor y más antiguo enigma de Mesoamérica. Estás figuras fueron talladas hace tres mil años y pesan 25 toneladas.

El hallazgo de estas cabezas se concentró en la costa del Golfo de México, principalmente en el estado de Veracruz. Uno de los aspectos que más llamaron la atención a los historiadores fueron sus rasgos negroides, lo que se considera una prueba de la raza negra o etíope presente en México antes de la llegada de los españoles.

Hallazgo de cabeza olmeca

Fuente: El origen del Hombre

Estas piezas se tallaron sobre bloques de basalto, sin herramientas metálicas sólo se golpeaba piedra contra piedra para moldearlas. El material de construcción son rocas volcánicas, resultado de las erupciones, procedentes de las montañas de Tuxtla.

A pesar que los arqueólogos aseguran que los africanos jamás colonizaron México ni Centroamérica, los rasgos que presentan las colosales cabezas son negroides ( labios gruesos, nariz ancha y plana con ceño fruncido ).

Descubrimiento de las cabezas olmecas

Fuente: El Origen del Hombre

De igual manera, se presentan con ojos rasgados en forma de almendra, semejantes a la cultura oriental, por otra parte, son la representación de individuos de raza europea caucásica. Mientras que su expresión es poco agradable y denota violencia.

En 1929, Marshall H. Saville, director del Museo Indio Americano de Nueva York, clasificó esas cabezas como pertenecientes a una cultura nueva y las denominó Cultura Olmeca , que significa “gente del País del Hule”, en la lengua azteca.

Cabeza Olmeca

Fuente: Cultura México

El primer descubrimiento de una cabeza olmeca se realizó en 1862 en la localidad de Tres Zapotes en el estado de Veracruz. Hasta el momento, sólo se han hallado 17 cabezas: tres en Tres Zapotes, cuatro en La Venta y diez en San Lorenzo.

También te puede interesar   Centenario de Juan Rulfo

Se cree que las cabezas olmecas representan al mismo tipo racial y al mismo tipo de persona. Por lo tanto, pueden ser desde sacerdotes, reyes, gobernadores, dioses o guerreros.

Pero debido al esfuerzo de trasladar los bloques de piedra unos 100 km, se piensa que pueden pertenecer a personajes muy importantes de la sociedad olmeca.

Fuente: El origen del hombre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *