La cultura otomí

La cultura otomí

Escrito por Un poco de mí

0 comments México indígena

Los otomíes son considerados el pueblo indígena de las tierras altas del país, ya que se ubican en los estado de México, Querétaro, Guanajuato, Michoacán, Puebla y Veracruz. El término otomí proviene del náhuatl y significa “quien camina con flechas” o “flechador de pájaros

El otomí es el quinto pueblo indígena más numeroso del país ya que tiene 646, 875 habitantes, de acuerdo con las estadísticas de la Comisión Nacional para el desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Durante la época de la conquista, éstos fueron los grandes aliados de los españoles luego de la batalla de la Noche Triste. Más tarde, los otomíes fueron cristianizados por los monjes franciscanos.

Lengua

Actualmente sólo se conoce el códice de Huamantla y el de Huichapan como única fuente de datos sobre la lengua y cultura otomí.

De igual manera, es importante señalar que la lengua otomí presenta un alto grado de diversificación interna, de modo que los hablantes de una variedad suelen tener dificultades para comprender a quienes hablan otra.

De ahí que los nombres con los que los otomíes se denominan a sí mismos son numerosos: ñätho (valle de Toluca), hñähñu (valle del Mezquital), ñäñho (Santiago Mezquititlán en el Sur de Querétaro) y ñ’yühü (Sierra Norte de Puebla, Pahuatlán) son algunos de los gentilicios que los otomíes emplean para llamarse a sí mismos en sus propias lenguas.

Vestimenta

Vestimenta otomí

Las mujeres portaban un chincuete o enredo de lana o de manta amplio y largo, en forma de falda, así como un blusa de manta o popelina de manga corta con bordado de flores.

También te puede interesar   Hidalgo afianza el proyecto Cazador@s de Saberes

La vestimenta característica de este pueblo es el quexquémetl, de algodón o lana en varios colores y toda la ropa lleva adornos florales.

Actividad económica

Su principal actividad económica es el cultivo de maíz, la cría de ovejas, cerdos, vacas, caballos, así como pollos y conejos, los cuales son utilizados para la venta y consumo.

Durante las temporadas libres del ciclo agrícola, los hombres y mujeres otomíes emigran hacia las zonas metropolitanas cercanas (Toluca y el Estado de México) para emplearse y complementar sus ingresos.

También en diversos municipios se sabe que los otomíes se dedican a la producción y comercialización de artesanías, así como otros productos útiles para el trabajo doméstico.

Fuente: Historia de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *