La cultura totonaca

La cultura totonaca

La cultura totonaca se ubicó en las regiones costeras y montañosas del este del país, al momento de la llegada de los españoles (1519), actualmente habitan los estado de Veracruz, Hidalgo y Puebla.

La zona del “Totonacapan” comprende desde Papantla y Cempoala, en el sur del estado de Veracruz, la cual debido al clima cálido y húmero favoreció los cultivos de maíz, yuca, calabaza, frijol y chile.

Los totonacas fueron hábiles escultores y como muestra de ello, se encuentran los frisos de la pirámide, la columna de templos y los relieves de la cancha de pelota. Además, sus artesanías más características son las caritas sonrientes, las palmas y los yugos.

Esta población demostró tener un avanzado concepto de urbanismo, al construir El Tajín (su ciudad más importante), además de los centros de Papantla y Cempoala. En relación a la pintura y dibujos se tienen pocos registros de éstos, sin embargo, es posible asegurar que habían logrado un gran desarrollo de las técnicas de la policromía y el dibujo.

Tajín Ciudad totonaca

Su economía se basó en la agricultura y en el comercio. Los principales productos que cultivaban eran: otolos chiles, el tomate y el maíz. En sus comienzos el método de cultivo más extendido era la milpa pero luego lo reemplazaron por regadíos artificiales.

A pesar de tener poca información sobre su religión tradicional, se sabe que la cultura Totonaca tuvo características matriarcales, existían diosas madres que jugaron un papel muy importante en la creencia totonaca, ya que creían que el alma de cada persona era creada por ellas.

La ceremonia ritual de los Voladores  (llamado también  juego del Volador ) tiene sus raíces en la época prehispánica y actualmente  se asocia con la ciudad de Papantla, Veracruz. Se cree que se originó con los pueblos nahuas, huastecos y otomíes en el centro de México, y luego se extendió a la mayor parte de Mesoamérica.

También te puede interesar   Bebidas indígenas: El tepache de maíz

Voladores de Papantla

Los roles de actividades de los totonacas era el siguiente: los hombres cazaban y pescaban tiburones, tortugas, venados, armadillos, zarigüeyas y ranas; mientras las mujeres se encargaban de la crianza de pavos y perros.

Los campesinos, así como los nobles comían gachas de maíz en la mañana. El almuerzo era la comida principal del día y consistia en estofado de mandioca y fréjol, o incluso una rica salsa de carne para los nobles.

Las mujeres totonacas eran expertas tejedoras y bordadoras, se vestían con grandilocuencia y trenzando sus cabellos con plumas. Las mujeres nobles usaban collares de concha y jade además de pendientes y, a menudo se pintaban el rostro con tinta roja. Del mismo modo, los hombres nobles se adornaban con capas multicolores, taparrabos, collares, brazaletes, bezotes y productos hechos de plumas del preciado quetzal.

Fuente: Historia Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *