Nezahualcóyotl, el coyote hambriento

Nezahualcóyotl, el “coyote hambriento”

El Rey Nezahualcóyotl nació en el año 1402. Fue historiador, poeta y amante de la naturaleza que conformó en Texcoco la biblioteca más importante del Valle de México. Llegó a gobernar la ciudad de Texcoco a la edad de 28 años y se distinguió por su valentía e inteligencia.

Sus padres fueron Ixtlixócitl y Matlalcihuatzin; ella era hija del señor de Tenochtitlán, Huitzilíhuitl, por lo cual era heredero nato al trono. Su educación la recibió tanto en el palacio como en el Calmecac (escuela de estudios superiores), dónde se adentró en el conocimiento heredado por la cultura tolteca.

Al cumplir 15 años el joven presenció la muerte de su padre a manos de los soldados Tepanecas, pueblo que terminó por someter a Texcocanos. Fue capturado pero logró escapar hacia Tenochtitlán gracias a un sirviente que se hizo pasar por él.

Nezahualcóyotl, el coyote hambriento

Nezahualcóyotl fue bien recibido en Tenochtitlán dónde fue instruido sobre sus deberes reales y durante los siguientes ocho años se dedicó al estudio. A pesar del tiempo, el joven nunca olvidó las causas de su exilio y estaba dispuesto a recuperar su trono.

Tiempo después aprovechó la muerte del rey tepaneca para presentarse ante el nuevo gobernante, llamado Maxtla, en Atzcapotzalco con una reverencia de flores.

Maxtla despreció la ofrenda de Nezahualcóyotl, por lo que éste se sintió en peligro y decidió huir del palacio y regresar a su ciudad natal de Texcoco. Este hecho causó temor en el rey tepaneca quien no dudaba en que el joven se transformaría en un rival, por lo que decidió invitarlo a una fiesta en su honor con la secreta intención de asesinarlo, sin embargo, el príncipe se negó a asistir y envió a un sirviente en su lugar.

También te puede interesar   Indígenas participarán en proceso electoral en Veracruz

Cuando Maxtla se dio cuenta del subterfugio, enfureció y prometió extensas propiedades así como la mano de una mujer noble a cualquier hombre que pudiera capturar o matar a su rival.

Rey Nezahualcóyotl

Durante los siguientes años el príncipe hizo honor a su nombre que significa “coyote hambriento” al vivir escondido en hoyos y cuevas en lo alto de la sierra. Debido a la tiranía del rey tepaneca muchos de sus nobles apoyaron a Nezahualcóyotl y formaron una coalición con la que recuperaron el trono de Texcoco.

Ya en el poder, Nezahualcóyotl empezó a dar muestras de sus notables habilidades. Su primera acción fue crear un código de leyes que incluía la división de poderes, consejos de guerra, finanzas, justicia y el consejo de música que además incluía ciencia, arte, literatura, poesía e historia.

Fue estudioso del movimiento de los astros y de la estrecha relación que existía entre lo divino, lo humano y el universo. Escribió numerosos cantos y poemas de los cuáles se conservan 36.

Nezahualcóyotl desarrolló una teoría filosófica que convirtió a la ciudad de Texcoco en el foco cultural más importante del México antiguo durante la época mexica.

Obras en Texcoco, rey Nezahualcóyotl

 

También destacó como un notable urbanista al participar en la construcción de importantes obras hidráulicas como el albarradón que dividió a las aguas dulces de las salobres en el gran lago.

Fue asesor de los aztecas durante la construcción de su acueducto que llevaría agua dulce a Tenochtitlán, así como en la remodelación de su famoso Templo Mayor en el corazón de la gran ciudad.

En el periodo de su mandado construyó palacios, templos, escuelas básicas y especializadas, mercados, jardines botánicos, aviarios y zoológicos.

También te puede interesar   IMSS-Prospera: Cuatro millones de personas de comunidades indígenas atendidas en 2016

El rey murió a los 70 años lleno de honores y le sobrevivieron 110 hijos. En honor a Nezahualcóyotl se cuenta con un municipio y una ciudad en el Estado de México con su nombre.

Fuente: Culturas prehispánicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *