Origen del árbol de navidad en México
Fuente: El Relámpago

Origen del árbol de navidad

Escrito por Un poco de mí

0 comments Noticias

Sin duda alguna, la colocación del árbol de navidad es una de las tradiciones más representativas del mes de diciembre, pero ¿conoces su origen?

Cuenta la leyenda que el obispo y mártir inglés San Bonifacio llegó a evangelizar el territorio de Alemania y para demostrar la superioridad de su fe cortó un encino sagrado de la zona donde los habitantes acostumbraban a depositar sus ofrendas y hacer sacrificios.

Ante esta acción, los nativos intentaron lincharlo, pero debido a su elocuencia logró calmarlos y convencerlos de la llegada del hijo de Dios para salvar a los fieles, por lo cual, era necesario eliminar a las demás deidades.

A partir de eso se plantó un pino en el mismo lugar dónde estaba el encino y cada año se decoraba como símbolo del nacimiento del Mesías.

Árbol de navidad en México

Esta tradición llegó a nuestro país durante el reinado de Maximiliano de Habsburgo (1864-1867), pero al ser fusilado se eliminaron todas las costumbres fomentadas por el emperador. Hasta que en 1878, Miguel Negrete (un rival de Porfirio Díaz), adornó un árbol de tal manera que causo gran sensación en la población, logrando que algunos diarios de la época lo mencionaran entre sus noticias.

Poco a poco, la población mexicana fue adoptando este hábito, principalmente en las áreas urbanas, hasta que en la década de los 50’s gracias a la mercadotecnia estadounidense esta tradición tuvo su auge en México.

Actualmente, la mayoría de las casas mexicanas cuentan con un árbol de navidad, esto sin mencionar las plazas públicas y los centros comerciales, las cuales ya lo han adoptado como una tradición comercial.

También te puede interesar   Brindan apoyos para construir hornos en el itsmo

A pesar de ser una tradición extranjera, la colocación del árbol de navidad se ha popularizado no sólo en México, sino alrededor del mundo. Para muchas personas representa la esperanza de un mejor tiempo, así como el término de un año y el inicio de otro.

Fuente: Algarabía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *