Tejido de palma de Michoacán

Michoacán, tejidos con tradición

El estado de Michoacán se caracteriza por el empleo de fibras naturales para el tejido de diversas artesanías. Cada una de éstas funge una doble función: son útiles en las actividades diarias y también son objetos decorativos.

Sombreros tejidos de palmaLa elaboración de esta artesanía de palma surgió durante la época de la Colonia. Los españoles inculcaron a las comunidades indígenas el trabajo de la palma y los nativos se han encargado de aportar su toque especial con entretejidos originales.

Cada parte del estado de Michoacán se caracteriza por emplear diversos tipos de fibras vegetales. La palma es la más utilizada en Jarácuaro, Zacán y Urén, con ésta se elaboran sobreros de diversos tamaños, bolsas, carpetas y tortilleros.

En Santa Cruz Tanaco y Tarecuato el material principal es la fibra de maguey con la que se hace el tejido de pita. Sus creaciones características son los morrales de tejido liso y color natural.

Elaboración del petateLos artesanos de Pátzcuaro utilizaban el tule y la chuspata para elaborar los petates, los cuales eran de uso cotidiano para la comunidad. La creación de objetos fue evolucionando hasta la creación de bolsas, manteles, tortilleros, tapetes y diversas figuras decorativas.

El uso más común que se le da a la fibra de trigo o panicua son las representaciones religiosas que se emplean para adornar los templos y altares.

Las mujeres de las comunidades se encargan de elaborar cestos en miniatura que contienen figuras pequeñas para crear diversas escenas decorativas.

Las artesanías que ofrece Michoacán se encargan de llenar la vida cotidiana con objetos llenos de pasión y tradición que adornan el entorno.

También te puede interesar   Zonas indígenas de Veracruz serán apoyadas por la CDI
Fuente: Vocero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *