Las Barrancas del Cobre

Escrito por Un poco de mí

0 comments Rutas Indígenas

Viajar en “el Chepe” y atravesar las Barrancas del Cobre es una experiencia sin igual, ya que se trata de una joya de la naturaleza que permite disfrutar una panorámica única.

Las Barrancas del Cobre o El Cañón del Cobre es un grupo de 6 cañones distintos localizado en la Sierra Tarahumara, al noroeste de Chihuahua. Se trata de un sistema de cañones más extenso y más profundo que el Gran Cañón de Arizona enEstados Unidos.

El cañón es el hogar tradicional de los Tarahumaras (Rarámuris). Cuenta la leyenda que las barrancas de la Sierra Tarahumara se formaron durante la creación del mundo, cuando las piedras aún no cuajaban y eran maleables. La metáfora se refiere a un suceso tectónico que hace más de 20 millones de años dio origen a esta espectacular red de cañones sobre una extensión de 60.000 km².

El sistema debe su nombre a una cañada famosa por sus minas de cobre pero son muchas las que suceden a lo largo del recorrido.

Entre las barrancas más importantes se cuentan: Urique, la más profunda de México con mil 879 metros; La Sinforosa, por cuyas laderas caen las cascadas Rosalinda y San Ignacio; Batopilas (declarado Pueblo Mágico el 19 de octubre de 2012 por el gobierno de la república), donde viven algunas de las comunidades tarahumaras más tradicionales; Candameña, donde se encuentran Piedra Volada y Baseaseachi, las dos cascadas más altas de México, y la peña El Gigante, una roca de 885 m de altura; Huapoca, que alberga sitios arqueológicos de la cultura paquimé, y Chínipas, una de las menos conocidas, en cuyo fondo se asienta la misión más antigua de la Sierra Tarahumara.

También te puede interesar   Las danzas de los concheros

“El Chepe”

Las Barrancas del Cobre es atravesado por la ruta de tren Chihuahua al Pacífico, conocido como “el Chepe“. En el tramo Divisadero-Los Mochis, el tren se interna en la montaña para atravesar la agreste geografía, pasa junto a precipitosos acantilados, cruza túneles cortos y largos y puentes que libran caudalosos ríos. Éste es un importante sistema de transporte y un atractivo turístico.

Turismo sin igual

Como atracción turística cuenta con la posibilidad de realizarse descenso de montaña para llegar al fondo de la barranca y bañarse en limpios manantiales termales, establecer contacto con las comunidades rarámuri y adquirir sus curiosas artesanías.

En los miradores no hay restricciones de horario. De este modo, si eres fanático de la fotografía podrás esperar las mejores horas para conseguir excelentes impresiones del bellísimo paisaje. El descenso a las barrancas suele durar dos días, y si te gusta el campismo es una inmejorable oportunidad de disfrute.

Además, para los que gustan del turismo de aventura está el río Urique, el cual se puede recorrer en balsas acompañado por un especialista en este deporte. También, hay renta de caballos. Sin duda, abundan las opciones para la distracción.

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *