Origen del sarape, artesanía mexicana

El origen del sarape

El sarape es una prenda de vestir que se porta en toda la República Mexicana, pero su origen está ubicado durante la conquista; su nombre proviene de la lengua náhuatl y significa “manta para cubrir”.

Aunque hoy se considera un artículo artesanal, en la antigüedad indicaba cierto estatus social. La producción del sarape inició alrededor de 1591; en sus inicios se fabricaba con hilo de lana en telares de pedal introducidos por los españoles. Los primeros sarapes tenían diseños de diamante en el centro, cosa que significaba riqueza y poder.

Elaboración del sarape en el telar

En el pasado, cuando un español portaba un sarape, indicaba que se encontraba en una encomienda del virrey, por lo cual, sólo las personas más acaudaladas de ese tiempo podían portar dicha prenda.

El sarape, al tener un tejido demasiado denso, cumplió con la función de impermeable, por tal motivo, algunos tienen una abertura en el centro para ser usados como jorongos en la temporada de lluvias, así lo indica la especialista en textiles del Museo Nacional de Antropología (MNA), Judith Gómez González.

A lo largo de los años, se les empezó a integrar difuminados y se logró reflejar los colores del atardecer, amanecer, así como la vegetación del desierto de Coahuila.

Dentro de la variedad de diseños de los sarapes podemos encontrar flores como la rosa, que refleja la belleza, elegancia y nobleza o del clavel; que representa la pasión y la sangre.

Otra característica de los sarapes de Saltillo, es una línea amarilla que tiene como adorno flores del desierto en tonos naranjas o rosas que representan la perseverancia de la gente del norte.

También te puede interesar   El penacho de Moctezuma

Sarape de Saltillo, características

También se le incluyó un pabellón con los colores de la bandera de nuestro país, entre las cenefas en el centro de la prenda, para que quienes lo porten en el extranjero lleven una parte de México con ellos.

Para que las personas de las regiones más cálidas del país pudieran usar el sarape, se tuvo que elaborar con un hilo más delgado y fino, el cual aporta un color brillante, ideal para reflejar las diferentes tonalidades del cielo y la tierra.

Hoy en día, a pesar que podemos encontrar este prenda de vestir alrededor del país, se considera originario de la ciudad de Saltillo, la capital de Coahuila.

Fuente: México Desconocido

Deja un comentario