Cuicuilco

Zona arqueológica: Cuicuilco

Cuicuilco es uno de los más grandes centros cívicos religiosos del que se tenga memoria. Su nombre significa “lugar dónde se hacen cantos y danzas”; fue el asentamiento más antiguo del Valle de México.

La zona arqueológica, que hoy se ubica sobre la avenida Insurgentes Sur, esquina con Anillo Periférico, tuvo una extensión de 400 hectáreas.

Erupción del volcán Xitle

El área está formada con decenas de pirámides, terrazas, plazas, calles, templos y sofisticados sistemas hidráulicos. Debido a la erupción del volcán Xitle su población que oscilaba entre los 20,000 y 40,000 habitantes se dispersó y se integró a otras.

La mayoría de los cuicuilcas se dirigió a la gran metrópoli mesoamericana, la Gran Teotihuacán. Algunos emigraron más allá del cerro de Ajusco (Morelos) y otros se fueron hacia dónde hoy es Toluca.

Una de las estructuras más representativas de la zona es el Gran Basamento o la Pirámide de Cuicuilco, nombre con la que es conocida. Fue el primer edificio concebido como Calendario de Horizonte y desde éste se puede observar el equinoccio detrás del Volcán El Papayo.

La pirámide cuenta con una planta circular con una estructura cónico-truncada por la cual se accede por rampas. Debido a la presencia de escaleras y accesos a otros niveles se sabe que este edificio contó con varios niveles.

Cuicuilco, zona arqueológico del Valle de México

En la zona arqueológica también se encuentra el Edificio E-I de planta rectangular y con una escalinata de acceso. Al sur del Gran Basamento se haya la Estela; el monolito de cuatro metros de altura representa el centro del mundo y que se comunica con los planos del universo: inframundo, superficie terrestre y cielo.

También te puede interesar   Miles de índígenas festejan el Día de Muertos

Al costado de la pirámide se ubica la Kiva, una cámara circular semisubterránea construida con grandes losas de andesita. Fue una estructura ceremonial que funcionó como temazcal y observatorio astronómico.

Fuente: México Desconocido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *