Zona arqueológica de Paquimé

Zona arqueológica: Paquimé

Paquimé, ubicada en el noroeste del estado de Chihuahua, destaca entre las zonas arqueológicas del país ya que a diferencia de las demás no está conformada por pirámides, sino por restos de casas. Éstas muestran una avanzada técnica de construcción y en ellas se albergaban diez mil habitantes.

Este lugar se formó cuando la población Mogollón proveniente de Nuevo México se extendió hacia el suroeste del territorio. Así fue como se fundó una villa de casas subterráneas en lo que hoy es el municipio de Casas Grandes.

Paquimé, zona arqueológica

A mediados del siglo XII las residencias subterráneas fueron reemplazadas por otras más elaboradas a base de adobe. Entre las nuevas construcciones destacaron las plataformas o montículos, los juegos de pelota, un sistema de distribución de agua así como bodegas destinadas a albergar animales exóticos como guacamayas y tortugas.

Debido a su población de diez mil habitantes, Paquimé se convirtió en una de las ciudades más grandes del norte de América. Fue también un gran centro comercial que unió el suroeste de Estados Unidos con el norte de nuestro país.

A finales del siglo XVII sus últimos pobladores abandonaron la zona durante el proceso de colonización española ya que los habitantes de Paquimé nunca adoptaron el modelo económico y social europeo.

Paquimé, zona arqueológica

La urbanización de Paquimé es uno de los aspectos que más llaman la atención de los arqueólogos debido a sus avanzadas técnicas de construcción con gruesos muros de abode, los cuales crean un atractivo juego de sombras al ser iluminados por los rayos del sol.

Aunque sólo se ha explorado el 20 por cierto de la zona, los investigadores aseguran que este sitio guarda los restos de al menos dos mil habitaciones.

También te puede interesar   Zona arqueológica: El Tajín

Paquimé, zona arqueológica

Dentro de los espacios más llamativos de la zona se encuentra:

La Casa de los Hornos.- Está formada por un conjunto de nueve cuartos y dos plazas pequeñas. Se cree que fue empleada para cocer el agave o sotol, por medio de piedras calientes debido a los hoyos que se encontraron en su interior.

La Casa de las Serpientes.- Conformada por 24 habitaciones sencillas, dos dobles, tres vestíbulos y tres plazas; Primero fue utilizada como vivienda y más tarde se adaptó el espacio para la crianza de guacamayas y tortugas.

La Casa de las Guacamayas.- En este lugar se encontraron 122 aves enterradas bajo su piso.

Los Juegos de pelota.- De los dos encontrados, sólo uno sobrevive de forma intacta, todavía conserva las gradas en tres de sus lados.

Debido a su valor cultural Paquimé pertenece desde 1998 a la lista de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). En 2015 fue inscrita en el Registro de Protección Especial del mismo organismo.

Fuente: INAH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *