Tepache de maíz, bebida mexicana

Bebidas indígenas: El tepache de maíz

El tepache es una de las bebidas más refrescantes y ha sido parte de la cultura mexicana desde la época prehispánica. Aunque su materia prima en un inicio fue el maíz martajado, hoy en día puede prepararse con diversos ingredientes.

Aunque es muy común en la Ciudad de México, también la podemos encontrar en los estados de Jalisco, Nayarit, San Luis Potosí, Puebla, Morelos, Oaxaca y Veracruz.

Por tal motivo, actualmente se pueden encontrar diversos tipos de fermentación, como es el caso de Jalisco en dónde se utiliza la cáscara de piña para su preparación (también se pueden usar naranja, guayaba o manzana, así como clavo de olor y canela).

Para la comunidad indígena de los Triquis en Oaxaca, el tepache es una bebida que consumen con gran regularidad, pero en este caso es elaborado con piloncillo, chile de árbol y, en ocasiones, con pulque.

Existen diversas versiones sobre el origen etimológico de la palabra tepache, una de ellas afirma que proviene del náhuatl “tepatli” que significa bebida de maíz, otra que deriva de la palabra náhuatl “tepachoa”, cuyo significado es “moler o prensar con una piedra o molido”.

Tepache de maíz, bebidas indígenas

Por su parte, algunos historiadores aseguran que proviene de la palabra ópata “Tepatzi“, que significaría “lugar de mujeres bellas”, que más tarde se convirtió en tepachi y tepache.

El proceso de fermentación consiste en convertir el azúcar en etanol y bióxido de carbono. En las culturas prehispánicas es un método muy usado de manera natural para diversas bebidas.

A continuación te dejamos la receta del tepache de maíz:

También te puede interesar   Ponche de frutas, una tradición navideña

Ingredientes

  • 1/2 kilo de maíz colorado
  • 10 litros de agua
  • 1/2 kilo de piloncillo
  • 15 hojas de tabaco puro
  • 1 olla de barro

Preparación

1.- Pon a remojar el maíz durante cuatro horas mínimo, desecha el agua en que se remojó, y pon a secar el maíz al sol durante todo el día.

2.- Al día siguiente, remoja en 10 litros de agua con el bagazo de piloncillo, y en su asiento coloca las hojas de tabaco. Cubre la olla con las hojas de tabaco restantes y tapa arriba con una tela o servilleta húmeda.

3.- Estará listo cuando empiece a formar burbujas. Lo mejor es servirlo frío.

Fuente: Como en el tianguis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *