Pan de muerto: Origen y receta

Pan de muertos: Gastronomía y tradición mexicana

Uno de los elementos más representativos del altar dedicado a los Fieles Difuntos es el pan de muerto, cuyo consumo se ha convertido en una tradición durante el 1 y 2 de noviembre.

El origen de este pan data de la época de la colonia y está inspirada en los rituales prehistánicos. De acuerdo con el historiador José Luis Curiel Monteagudo, en su libro “Azucarados Afanes, Dulces y Panes”, el pan de muerto surgió de la siguiente manera.

“Cuentan que era un ritual en el México de antes de la conquista que una princesa fuera ofrecida a los dioses, su corazón aun latiendo se introducía en una olla con amaranto y después quien encabezaba el rito mordía el corazón en señal de agradecimiento a un dios.

Los españoles rechazaron ese tipo de sacrificios y elaboraban un pan de trigo en forma de corazón bañado en azúcar pintada de rojo, simulando la sangre de la doncella. Así surgió el pan de muerto.”

Por otra parte, diversos historiadores señalan que el nacimiento de este alimento se basas en un rito que hacían los primeros pobladores de Mesoamérica a los muertos que enterraban con sus pertenencias.

Hoy en día, el significado del pan de muerto es el siguiente: la forma de círculo simboliza el cráneo, las canillas son los huesos y el sabor a azahar es por el recuerdo a los ya fallecidos.

Pero ésta no es la única presentación de estos panes, se clasifican de la siguiente manera:

  • Antropomorfos.- Aquellos que representan la figura humana
  • Zoomorfos.- Los que tienen figura de animales como aves, conejos, perros, mariposas, alacranes y peces, entre otros.
  • Fitomorfos.- Son las representaciones de diversos árboles, flores y plantas.
  • Mitomorfos.- La forma de estos panes es de seres fantásticos.
También te puede interesar   Origen del árbol de navidad

Cómo no puede haber celebración del Día de Muertos sin su tradicional pan, aquí te dejamos la receta.Cómo preparar el pan de muerto

Ingredientes

      1 kilo de harina.

 

      30 gramos de levadura

 

      10 gramos de Maximix 40 (acelerador que se encuentra en cualquier tienda donde se venden ingredientes para panaderías).

 

      300 gramos de azúcar

 

      5 gramos de sal

 

      8 huevos.

 

      100 gramos de mantequilla

 

      80 gramos de manteca vegetal

 

    1 taza de agua

Preparación

1.-Mezcla la harina con la levadura en el Maximix 40. Forma una fuente y en el centro añade la sal, el azúcar y la mantequilla.

2.-Posteriormente, agrega poco a poco los huevos, mezclando a la perfección. Agrega agua y amasa de 30 a 40 minutos o 15 minutos en la batidora con el gancho especial.

3.-Deja reposar la masa hasta que doble su tamaño. Después, dale forma a los panes, decorándolos con huesitos hechos de la misma masa o con unas figurillas que parezcan muertitos. Unos se embarran con una mezcla de huevo y agua y se espolvorean con ajonjolí, los otros se espolvorean con azúcar.

4.-Mete la pieza en el horno precalentado a 180º C, y mantenla durante 25 minutos o hasta que estén cocidos.

Fuente: Terra y México Desconocido

Deja un comentario