Día internacional del migrante, columna de Nuvia Mayorga

Día Internacional del Migrante

Escrito por Un poco de mí

0 comments Columna Nuvia Mayorga

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), proclamó el 18 de diciembre, como el Día Internacional del Migrante, tema relevante para México, donde ocurren dos tipos de migración: La interna o nacional y la internacional, ésta última fuertemente orientada a Estados Unidos. En este espacio abordaré la migración nacional, en la que hay personas de Pueblos Indígenas, que migran básicamente a las ciudades de su Estado de origen, tal es el caso de los totonacos de Puebla que migran a la capital estatal o los mixes a la ciudad de Oaxaca. Otros emigran a lugares más específicos como los huastecos, que van a Monterrey o los purépechas ,cuyo destino generalmente es Tijuana, Guadalajara y la Ciudad de México. Mientras que migrantes de otros Pueblos Indígenas, se caracterizan por estar ubicados a lo largo y ancho del país, tal es el caso de los mixtecos, zapotecos, nahuas, otomíes, mazatecos, quienes se desplazan también a lugares diversos como son las zonas agrícolas, agroindustriales, polos turísticos y ciudades fronterizas, principalmente del norte del país. Con datos del Censo de Población y Vivienda del 2010, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)los migrantes internos hablantes de lengua indígena son más de 174 mil y las tres principales lenguas habladas por los migrantes son el náhuatl (30.4 por ciento), mixteco (10.6 por ciento) y maya (7.6 por ciento).

La migración indígena no es un fenómeno nuevo, tiene sus raíces desde la década de los 40 del siglo pasado, en Estados como Oaxaca y Puebla. En esa época, principalmente los hombres, se empleaban temporalmente como jornaleros agrícolas, dejaban sus regiones de origen y se trasladaban hacia las plantaciones de café, caña de azúcar o regiones agroexportadoras y algunos a Estados Unidos. De los años 60 a mediados de los años 90, con el desarrollo de la industria maquiladora, se requirió la incorporación masiva de mano de obra local y foránea, lo que acentuó la migración indígena.

También te puede interesar   Mujeres indígenas en vías del empoderamiento

Las ciudades de atracción con mayor número de indígenas, entre otras son: La Ciudad de México, Mérida, Tijuana, Puebla, Tlaxcala, Cancún y Monterrey; en cuanto a las principales zonas agrícolas que atraen la migración son las destinadas a la agroexportación como Vizcaíno, Baja California Sur; San Quintín, Baja California o regiones de los estados de Sinaloa, Sonora y Tamaulipas.

La magnitud de la migración de la población indígena se refleja en los datos aportados en el Censo de Población y Vivienda de 2010,del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que identificó que el 38 por ciento de la población hablante de una lengua indígena, habita en algún centro urbano, donde el modo de vida, las distancias, las relaciones sociales y su incorporación a nuevas formas de producción transforman la cultura indígena, derivando en un doble proceso de pérdida de identidad; por un lado, aspira a pertenecer a una sociedad que en muchos casos lo discrimina, no lo acepta y por el otro, pierde su autoreconocimiento y sentido de pertenencia al Pueblo Indígena, del que forma parte.

Conocer los orígenes y detalles de las dinámicas migratorias que viven los indígenas en ciudades, zonas metropolitanas, campos agrícolas, algunas de ellas zonas de tránsito, es fundamental para el diseño e implementación de políticas públicas y acciones de intervención gubernamental para su atención. En la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), se han realizado investigaciones y se han instrumentado diversas acciones, ejemplo de ello, es la instalación de unidades operativas en lugares como la Ciudad de México y Monterrey, que desarrollan programas en beneficio de la población indígena residente, que están encaminadas al fortalecimiento y valoración de los diversos componentes que caracterizan a las comunidades indígenas, privilegiando la expresión de la diversidad cultural y las relaciones interculturales de las zonas donde residen. Es por ello que hoy nos sumamos a la celebración del Día Internacional del Migrante, porque es fundamental reconocer la gran contribución de los migrantes, particularmente los indígenas, al desarrollo económico, social y cultural de nuestro país.

También te puede interesar   Arte Yawi, el espacio del arte wixárika

Fuente: El Sol de México

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario