Día de la medicina indígena

Día Mundial de la Medicina Tradicional Indígena

Escrito por Un poco de mí

0 comments Columna Nuvia Mayorga

El 22 de octubre se celebró el Día Mundial de la Medicina Tradicional. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, actualmente alrededor del 80 por ciento de la población mundial utiliza la medicina tradicional para atender las necesidades primarias de salud.

Uno de los elementos que conforman la identidad de los Pueblos Indígenas, es la medicina tradicional, que a su vez representa un recurso comunitario para hacer frente a la enfermedad, al desequilibrio y la muerte. Su práctica está fundamentada en conocimientos, símbolos y elementos terapéuticos ancestrales, no obstante, ha ido nutriéndose a lo largo del tiempo de la experiencia y conocimiento del entorno social por parte de los médicos indígenas tradicionales.

Es tan relevante esta práctica cultural que el Artículo 2° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, reconoce los derechos de los Pueblos Indígenas a “preservar todos los elementos que les brindan su identidad cultural, así como a aprovechar debidamente la medicina tradicional”.

En México, la medicina tradicional indígena (MTI) junto a la medicina alópata y a la medicina casera, forma parte de un sistema de salud, que la población utiliza eligiendo lo mejor de cada una. No obstante, en algunas regiones indígenas apartadas, la MTI es la fuente principal y a veces la única de atención a la salud.

A las personas que ofrecen algún servicio para prevenir las enfermedades, curar o mantener la salud individual y/o comunitaria, se les llama curanderos, médicos tradicionales o terapeutas tradicionales y en cada cultura indígena, se les denomina en lengua materna con un significado específico que les confiere un vínculo comunitario y de respeto por parte de la población: H’men (mayas), mara’akáme (huicholes), h’ilol (tseltales, tsotsiles).

También te puede interesar   Vestimenta indígena: Quexquémitl

Las funciones que desarrollan los terapeutas tradicionales están bien definidas. Las parteras, los hueseros-sobadores y los hierberos, forman un grupo cuyos métodos terapéuticos tienden a un manejo más “técnico”; mientras que en otro grupo se ubican los cantores, graniceros, jicareros, etc., con tendencia a las actividades mágicas y religiosas, como bendecir a la milpa, pedir lluvia, interceder para la petición de mano o rezar a un difunto. En general, su mecanismo de preservación del saber es a través de la transmisión oral.

Las mujeres también juegan un papel relevante en la práctica de la MIT. Un ejemplo relevante es el de las parteras. Entre las que encontramos de dos tipos: Las “parteras empíricas” y las que han recibido capacitación institucional; en ambos casos, la partera se convierte en acompañante y consejera de las mujeres embarazadas; desarrolla una serie de maniobras en el momento del parto y durante el puerperio, además permanece junto a la embarazada e incluso, la ayuda en las labores del hogar; mientras las capacitadas institucionalmente, saben reconocer un embarazo de alto riesgo, canalizan a la embarazada a las unidades médicas, realizan procedimientos de asepsia en el parto y postparto; registran talla y peso del recién nacido e incluso elaboran informes.

La MTI utiliza un conjunto de elementos terapéuticos que incluyen la herbolaria, productos animales y/o minerales; procedimientos como cocciones, infusiones, cataplasmas y emplastos; diferentes tipos de masajes como fricciones, acomodamientos y apretadas; punciones con espinas vegetales o animales; el frío y humedad con barro, y el calor y humedad, a través del temascal; procedimientos simbólicos con la mediación de los dioses y la utilización de limpias, mandas, rezos, amuletos, rituales de prevención o sanación, etc.

También te puede interesar   Vasco de Quiroga y los pueblos indígenas

Los médicos tradicionales, mediante experimentación empírica reconocen las diversas utilidades de los recursos naturales, para curar o menguar los padecimientos, establecer dosis y formas de preparación. La riqueza de su herbolaria se debe a la diversidad ecológica, étnica y cultural del país.

De tal forma, que la MTI proporciona una atención próxima a los hogares, accesible económicamente, a través de los médicos tradicionales, que comparten lengua, conceptos y valores con el paciente, a la vez que inspiran respeto y cuentan con el respaldo y la confianza de la comunidad.

La atención que proporcionan los médicos tradicionales contribuye al ejercicio del derecho a la salud y el derecho a la cultura de los indígenas, porque representa un elemento de preservación de su cultura y de la identidad del grupo, además de ser un resguardo del conocimiento ancestral relacionado con sus recursos naturales y su cosmovisión. Reconociendo la importancia de este elemento cultural la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, ha apoyado diversos proyectos que buscan fortalecer a la MTI, entre ellos iniciativas comunitarias dirigidas a su conocimiento y preservación.

Fuente: El Sol de México

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *