El Plan Nuevo Guerrero y el acuerdo Guerrero Próspero e Incluyente

Esta semana acompañé al Estado de Guerrero al presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto, donde se reunió con representantes de la sociedad y autoridades parar realizar un balance de las acciones llevada a cabo por el Gobierno federal y autoridades locales después de los fenómenos meteorológicos “Ingrid” y “Manuel”, a la vez de fijar un nuevo camino para la entidad para un mayor desarrollo y prosperidad, lo cual quiero compartir.

El 7 de noviembre de 2013, en Chilpancingo, se puso en marcha el Plan Nuevo Guerrero, luego del fuerte golpe de huracanes, para dar respuesta a la población afectada, para reconstruir lo dañado, para mejorar las condiciones de vida de la gente y que Guerrero quedara más fuerte.

A partir del Plan Nuevo Guerrero, dependencias federales coordinaron sus esfuerzos con el Gobierno estatal con base en tres ejes de trabajo: Construir un Nuevo Guerrero, con inversión en infraestructura; impulsar proyectos sociales para elevar la productividad; y promover el financiamiento y la coordinación de políticas públicas.

Con el Plan Nuevo Guerrero se comprometió una inversión pública de más de 44 mil millones de pesos, que apoyó la Cámara de Diputados Federal, para la reconstrucción; desde entonces se ha venido avanzando, concretando a la fecha una inversión de más de 36 mil millones de pesos, y la otra que se viene aplicando para lograr la meta de la reconstrucción plena.

Reconstrucción que se refleja en infraestructura carretera, de caminos rurales, hidráulica y eléctrica de la mayor relevancia, en el ámbito educativo, de acciones en desarrollo social y económico, entre otras.

Entre los logros destaca la reconstrucción y modernización de mil 35 caminos rurales -con una longitud de 10 mil kilómetros-, incluyendo 128 puentes. La reconstrucción de 10 grandes puentes de la red federal, así como la construcción y modernización de nueve carreteras federales.

Se terminaron 445 obras hidráulicas de agua potable, drenaje y saneamiento. De las nueve mil 893 viviendas afectadas, seis mil ya fueron entregadas. Se habilitaron 600 comedores comunitarios adicionales, para llegar a mil.

Destacan la reconstrucción de la “Nueva Pintada”; el acueducto Lomas de Chapultepec, que elimina el déficit de agua potable de Acapulco; así como los puentes vehiculares Coyuca I, en Coyuca de Benítez, y Miguel Alemán, en Coyuca de Catalán.

Se entregó la carretera Mozimba-Pie de la Cuesta, una ampliación de dos a cuatro carriles, en la que se invirtieron más de 600 millones de pesos. La obra reduce el tiempo de recorrido a la mitad; de 20, a solo 10 minutos y beneficia a más de 860 mil habitantes, de Acapulco y Coyuca de Benítez.

Gracias a la inversión Federal, Guerrero fue el Estado que más disminuyó su pobreza ‒bajó 4.5 puntos, de 69.7 a 65.2‒, mientras que su pobreza extrema bajó siete puntos ‒de 31 a 24‒, entre 2012 y 2014.

Por parte de la CDI, hemos invertido y ejercido un importante presupuesto en el desarrollo de proyectos productivos, apoyo a la educación y alimenticio, salud, vivienda e infraestructura básica y hemos apoyado en la disminución de la pobreza a que se hace mención, convencidos que trabajando todos juntos en comunicación efectiva y esfuerzos renovados; Guerrero es ejemplo de lo que podemos lograr.

Asimismo, se firmó el acuerdo “Guerrero Próspero e Incluyente” el que renueva el compromiso del Gobierno de la República para combatir atender a zonas de alta marginación, lograr que más gente se incorpore a actividades económicas para mejorar sus condiciones de vida y contribuyan al desarrollo del Estado.

Columna en El Sol de México

Entradas relacionadas

El Trabajo en la CDI Sociedad Otomíes Productos Gourmet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *