La artesanía entre los pueblos indígenas

Los pueblos indígenas, al igual que todas las sociedades, experimentan a lo largo del tiempo cambios en su cultura. Esos cambios también es posible identificarlos en utensilios de los se valen para la realización de diversas actividades. Los objetos que ahora conocemos como artesanías, no siempre han tenido esta función, sino que en el pasado, fueron elaborados para uso propio, ya fuera cotidiano o en contextos rituales, por lo que carecían de valor comercial.

Algunos productos como las cestas y ollas, de algunos pueblos del norte de México, antiguamente constituían instrumentos utilizados en las labores domésticas y actividades como recolección de frutos silvestres, almacenamiento de agua y de alimentos como semillas. Otros objetos como las petacas y los wares (Canastas) confeccionados con fibras naturales, eran usados en el proceso de germinado de maíz para preparar la bebida conocida como Tesgüino. Objetos como estos ahora también forman parte de las artesanías comercializadas regularmente.

Actualmente, en el país se cuenta con una gran riqueza de lo que ahora conocemos como producción artesanal. Además de la cestería, podemos mencionar la alfarería de acabados rústicos hasta aquella que incorporó la técnica de esmaltado procedente de Europa; el barro negro de Oaxaca; los sarapes y prendas de algodón y lana, entre otros, confeccionados en telares fijos y de cintura; los trabajos de fibras naturales como los sombreros de soyate de los tepehuanes del sur, en Durango, o de palma de los ixcatecos de Oaxaca; los tallados de figuras de madera y los diversos trabajos en piel, roca, cartón, hoja de maíz, conchas de mar y hueso, por mencionar algunos ejemplos más. De tal forma que en cada región del país podemos encontrar objetos específicos de una gran calidad y belleza.

También te puede interesar   Tlayudas, el manjar oaxaqueño

Por lo general, la actividad artesanal implica un conocimiento de los recursos naturales, por el uso de materias primas de origen natural como tierra, fibras, tintes de origen vegetal, semillas. A pesar de que, recientemente, se han ido incorporando materiales de origen sintético.

Por otra parte, la artesanía se vincula con otros elementos de la cultura, como la cosmovisión. Los huicholes de Jalisco, por ejemplo, elaboran delicados trabajos con jícaras, madera y estambre, donde reflejan pasajes míticos de la creación del universo y de algunos de sus componentes que tienen funciones rituales en diferentes ceremonias, y en donde son utilizados como ofrendas para los dioses; no obstante su ritualidad, varios de estos objetos como los ojos de dios, las plumas utilizadas por los mara’akate -quienes son los intermediarios con los dioses en sus ceremonias-, entre otros, son actualmente destinados también a la venta artesanal.

Otros ejemplos de la utilización de los objetos de uso ritual en artesanías, lo encontramos en las máscaras de jaguar que forman parte de las celebraciones religiosas de los tlacololeros en la Montaña de Guerrero; y en las canastas de torote conocidas como coritas confeccionadas por los seris de Sonora, que propician la celebración de la fiesta de la canasta grande a fin de apaciguar el espíritu que reside en la cesta, y que es realizada en el momento en que la tejedora concluye la pieza.

Por lo anterior, resulta importante reconocer y revalorar la importancia que desempeña la producción artesanal de los pueblos indígenas en nuestro país, en primer lugar porque es un reflejo de la diversidad cultural y de la creatividad humana y por otro por el significado económico al constituirse como una fuente de trabajo para numerosas familias indígenas, permitiendo diversificar su economía y mejorar sus condiciones de vida.

También te puede interesar   40 acciones sociales para fomentar el autoempleo

Fuente: El Sol de México

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *