Tolerancia de los pueblos indígenas

Tolerancia y diversidad

Escrito por Un poco de mí

0 comments Columna Nuvia Mayorga

La mayor parte de los conflictos que observamos están relacionados con una conducta base: La falta de tolerancia a la diversidad. La ausencia de tolerancia está relacionada con el respeto; el respeto es la capacidad que tenemos los seres humanos de reconocer, en otras personas o entidades, que tal o cual conducta, pensamiento o principio tiene valor, aunque no lo compartamos, es decir, reconozco que tus ideas valen pero no las comparto, pero te respeto.

Cuando dejamos de valorar las diferencias, abusando de un egocentrismo ideológico en el que solo nuestras propias ideas tienen valor, es cuando estamos en presencia de la intolerancia. La intolerancia es la consecuencia de la falta de reconocimiento al valor de una idea, concepto o principio diferente al que cada uno tenemos.

La diversidad es, precisamente, el abanico de opciones que el ser humano en su evolución ha desarrollado y creado resultado de la libertad de pensamiento, de las condiciones geográficas, de la interculturalidad e inclusive, condiciones económicas, por ello es la diversidad es la que hace grande al ser humano, puesto que al ser tan diferentes nos volvemos únicos e irrepetibles y con lo que podemos reconocer la maravilla de la individualidad.

Lo paradójico del argumento, es que esa maravilla de la individualidad, en la que se sustenta la grandeza humana, es que hemos querido imponer una individualidad como la obligatoriedad de pensar y ser todos lo mismo y si no estás dispuesto a serlo, por la falta de reconocimiento al valor de una idea o forma diferente, se ataca y nos volvemos intolerantes a la diversidad.

Consecuencia de esa falta de tolerancia y de buscar imponer una individualidad como la generalidad, es que se crean los grandes conflictos. Vemos todo tipo de manifestaciones sociales por intolerancia, buscando siempre un grupo o un influenciador el imponer su idea sobre los demás al grado de crear problemas que deterioran nuestra humanidad.

También te puede interesar   Zona arqueológica: Bonampak

Es fundamental respetar la diferencia, de ser lo suficientemente humildes de espíritu para reconocer en todos los seres humanos valor, que no existen ciudadanos de segunda clase, que las diferencias étnicas, religiosas e ideológicas nos hacen mucho más grandes. Que aunque existan diferencias que no compartamos, no le resta el derecho al otro de ejercer y vivir sus formas de pensar, aprendamos del respeto, seamos tolerantes, somos diversos, somos únicos, somos grandes y es México una clara imagen de esa gran diversidad. Caminemos por la vía de la comprensión, el respeto, la inclusión y seamos agentes del cambio para seguir construyendo la grandeza de la Nación Pluricultural que somos.

Fuente: El Sol de México

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *