Una historia de orgullo sobre la mesa

Escrito por Un poco de mí

0 comments Columna Nuvia Mayorga

Nos sentamos a la mesa a disfrutar de una deliciosa comida y no pensamos que, desde el más sencillo plato de frijoles hasta la más compleja preparación de mantarraya al disco, hay una historia que refleja las raíces de la gastronomía tradicional mexicana. Y cuando hablamos de raíces, se destaca de manera particular la influencia de los pueblos originarios, quienes nos legaron y nos siguen ofreciendo la riqueza de sus ingredientes naturales, forma de cultivo, procesos de elaboración para así, obtener una exquisita alimentación.

Conocida ampliamente a nivel internacional, la comida mexicana tiene tantas variantes en tantas regiones, que no terminaríamos de mencionarlas. Tan valiosa es la comida tradicional mexicana y sus orígenes indígenas, que la UNESCO la declaró en 2010 como parte del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Y es que, como lo especificó este organismo internacional “la cocina tradicional mexicana es un paradigma cultural integral que incluye las actividades agrarias, prácticas rituales, conocimientos prácticos antiguos, técnicas culinarias, costumbres y modos de comportamiento comunitarios ancestrales”.

En nuestra comida hay ingredientes que están presentes de manera constante como el maíz, los frijoles y el chile. De igual forma, los métodos de cultivo mediante los cuales se obtienen son notables por su calidad, como la milpa (cultivo por rotación del maíz y otras plantas, así como la quema del terreno) y la chinampa (fragmento de tierra de cultivo flotante en zonas lacustres); sistemas de preparación como la nixtamalización (proceso con el que se realiza la cocción del maíz con agua y cal, obteniendo el nixtamal que al molerse da origen a la masa); y utensilios tradicionales como metates y molcajetes, las ollas de barro, hornos de piedra y muchos otros más que dan un sabor especial a la comida.

También te puede interesar   Zona arqueológica: El Tajín

Para continuar con este proceso único que rodea a la gastronomía mexicana, a los productos alimentarios básicos se les agregan variantes de los ingredientes originarios de las regiones como jitomates, calabazas, aguacates, vainilla o algún tipo de chile, por mencionar algunos.

Esta es solo una muestra de todo lo que representa la comida mexicana, sus sabores atrevidos y su simbolismo ritual presente en cada uno de sus platillos. Después de todo…¿Quién puede negarse al deleite de una tortilla recién hecha, un tamal bien preparado o un aromático café de olla?

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario