Día de muertos de los pueblos indigenas

Día de muertos en los pueblos indígenas

La tradición del día de muertos se realiza entre las poblaciones indígenas establecidas en todo el país y fue inscrita por la UNESCO en su listado de Patrimonio de la Humanidad en el 2008.

Este festejo se realiza para conmemorar el recuerdo temporal al mundo entre los que ya han partido con sus seres queridos y sus parientes. Por lo que las familias facilitan el retorno de las almas de los difuntos al colocar diferentes elementos en los altares.

Algunos de estos objetos son: flores, velas, incienso, comida, etc; esta última debe de ser la que más le agradaba al difunto a quien se dedica el altar o hay personas que las colocan encima de las tumbas, junto con flores alusivas a la temporada como la de cempasúchil.

La ofrenda que se presenta los días primero y dos de noviembre constituye un homenaje a un visitante distinguido, pues el pueblo cree sinceramente que el difunto a quien se dedica habrá de venir de ultratumba a disfrutarla.

La tradición se modifica en algunas regiones, pero el objetivo sigue siendo el mismo, celebrar la llegada de los santos difuntos.

Día de muertos para los indígenas hñahñú de Hidalgo

  • En el pensamiento hñahñú la vida no termina con la muerte, es solamente el paso a una vida mejor y por esa misma condición los fieles difuntos tienen “el deber” de venir a “visitar” a sus seres queridos en el mes de noviembre para convivir con ellos, porque en sí, no es eterna la muerte y este pensamiento y práctica se refleja en este pueblo.

Día de muertos para los indígenas tlapanecos de Guerrero

  • El día de Muertos en esta comunidad Me’phaa se considera sagrado, los preparativos se inician 15 días antes, durante los cuales se hace acopio de los materiales que serán usados en la elaboración de los altares y de algunos productos que se ofrendan a los difuntos.
También te puede interesar   Comunidad de Oaxaca busca rescatar su lengua materna

El día 2 de noviembre llegan los muertos grandes, a ellos se les ofrendan en el altar todo tipo de comidas regionales, que son preparados desde la noche anterior, este día también se visitan las tumbas para arreglarlas y colocar ofrendas.

Día de muertos para los indígenas nahuas de Guerrero

  • La celebración del día de muertos es parte de las costumbres de esta comunidad que inician un mes antes con los rezos y repiques de campanas por las madrugadas en la iglesia central y capillas del pueblo, venerando a la imagen de las ánimas.

El día 31 de octubre se recibe en las casas a los angelitos (niños), en el altar ricamente adornado con flores se colocan figuras de angelitos y dulce de calabaza además de frutas.

Día de muertos para los indígenas mayos de Sonora

  • La celebración da inicio desde el 24 de octubre, donde se coloca en el interior de cada iglesia tradicional el altar o la tumba de los fieles difuntos y así da inicio el novenario. Así mismo se colocan imágenes religiosas, flores, frutas de la estación y veladoras. El día primero las familias asisten a velar a sus difuntos en el panteón.

Día de muertos para los indígenas tzotziles de Chiapas

  • El 1ro. de noviembre se acostumbra visitar el panteón para limpiar las tumbas y adornarlas con hojas de pino que se extienden por todo el sepulcro formando una mullida y olorosa alfombra, rezan a sus muertos y comparten con ellos los alimentos. Por la tarde regresan a sus casas y colocan la ofrenda familiar que consiste en bebidas de cacao “pozol”, frutas, tamales y guisados de carne de res, además de velas y flores.
También te puede interesar   Xantolo, la fiesta de los muertos

El pan de muerto

Uno de los elementos más representativos de estas fechas es el pan de muerto, que en la época prehíspánica se hacía la “Papalotlaxcalli” o pan de mariposa que era exclusivo de esta ceremonia. Al parecer era como una tortilla a la cual se le imprimía a la masa aún cruda un sello en forma de mariposa, una vez cocida, se pintaba coloridamente.

Y en cada región hay diferentes tipos de panes que se colocan en el altar: en el estado de Guerrero en las ofrendas (Huentli) se colocan panes llamados camarones, tortas y amargosas, también hay muñecos y pan de figura, adornados con azúcar color solferino.

En la región de Tixtla se elaboran panes conocidos como almas con azúcar, burros con azúcar rosa, conejos y patas de mula, pan bordado. De Chilocachapa, proceden lostlaxcales hechos de maíz en forma de triángulo.

En Telolapan, se preparan figuras zoomorfas de peces, perros, mariposas que son dedicadas a las niñas, alacranesconejos, etc.

En el estado de Michoacán se preparan las tradicionales “corundas”, pan indígena que está hecho con masa de maíz y un punto de salsa de tomate con chile de árbol, envuelto con hojas de milpa verde, lo cual le da el color y sabor especial.

En Michoacán realza el pan de ofrenda “La rodilla de Cristo”, que es un pan redondo reventado con azúcar rosa que representa las heridas de Cristo.

En Maravatío, se elaboran distintos tipos como el pan antropomorfo (figura humana), mitomorfo (personajes mitológicos), fitomorfo (de flores y hojas) y zoomorfo (animales).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *