Medicina tradicional indígena, una forma de vida que se niega a morir

Escrito_por_Castellanos_Re_NewDespreciados y difamados por la medicina oficial, los médicos-tradicionales, brujos, meigas, marabús y curanderos de todas las culturas, poseen desconcertantes conocimientos botánicos y fisiológicos que; sin embargo, podrían enriquecer nuestro conocimiento de la enfermedad y la lucha contra el dolor.

En México, existen diferentes tipos de curanderos que a pesar de la vorágine tecnológica y nuevos avances medicinales, ellos siguen tratando como en la época prehispánica.

Yerberos

Son quienes poseen el conocimiento milenario de la herbolaria a través de la cual remedian ciertos males. Con base en este conocimiento preparan infusiones, pomadas, aceites y lociones para curar o prevenir la enfermedad.

Son ellos los encargados de llevar a cabo las limpias, en las que además de las plantas y sus derivados, se valen de incienso, tabaco, veladoras y oraciones. Por lo general,  las limpias se desarrollan frente a un altar, sacudiendo con ramas —y en algunas ocasiones golpeando— al paciente, para posteriormente frotarle un huevo en el cuerpo, haciendo especial énfasis en la cabeza.

 Acto seguido, rompen el cascarón y vacían la yema entera en un vaso de agua, en donde se manifiesta el daño. De esta manera, se cree que la enfermedad del paciente ha sido extraída por medio del huevo. Algunas de las enfermedades más comunes que suelen curar los yerberos  son “el mal de ojo”, “el aire”, “el empacho” y “el espanto”.

Rezanderos

Fungen como intermediarios entre los seres divinos  y el paciente, y por lo general, llevan a cabo  sus acciones petitorias en el interior de las iglesias, frente a un altar o en los lugares considerados sagrados como cuevas, cerros y encrucijadas de caminos. Complementan su oración con la quema de incienso o copal, huevos y aguardiente, así como algunas ofrendas.

También te puede interesar   Diccionario en zapoteco ayudará a prevenir el cáncer cérvicouterino

Las velas son indispensables en su oficio y varían en cantidad, tamaño y color, según el padecimiento o petición. Para que el rezo sea eficaz, debe ser un acto repetitivo y este puede durar varias horas,  provocando muchas veces entrar en “trance” al rezandero.

Por su amplio conocimiento de las oraciones, es solicitado igualmente para participar en funerales, ceremonias petitorias, de bendición de la tierra, novenarios y velación de santos. Por lo general, gozan de gran prestigio y estatus en las comunidades indígenas, y suelen tener un cargo religioso.

Curanderos

Al igual que el mara´kame, el curander entre los mexicaneros y tepehuanos de Durango tiene la facultad de enfrentar y curar varias enfermedades, particularmente cuatro consideradas como peligrosas.

Debe ser del sexo masculino y prepararse durante cinco años con constantes ayunos. Durante ese tiempo debe hacerse de sus utensilios de trabajo para las futuras curaciones. Se trata de flechas a las que se atan plumas y cada flecha representa la enfermedad que se debe curar. Igualmente hacen uso del tabaco, el agua, las oraciones y el sueño.

Las enfermedades consideradas como peligrosas son el “cochiste”, la “pulgación”, la “corrida del alma” y la brujería. La primera consiste en una especie de sueño que ataca a los niños desde que son bebés hasta los 13 años. Se manifiesta como un sueño intenso, diarreas o llanto constante y puede ser ocasionada por la falta del cumplimiento de los padres para efectuar las ceremonias agrícolas o tal vez debido a relaciones sexuales en estado de ayuno.

La “pulgación” es una enfermedad venérea que se presenta en los adultos como ardores en el vientre femenino o en el sexo masculino al orinar. Las causas pueden ser las mismas que ocasionan el “cochiste” en los niños. En cuanto a la “corrida del alma”, es la enfermedad ocasionada a los familiares vivos de una persona que ha fallecido. Entonces el aliento del difunto debe ser expulsado del mundo de los vivos.

También te puede interesar   Indígenas reconocen labor de Nuvia Mayorga frente a la CDI

Fuente: mexicodesconocido.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *