El enano de Uxmal, leyenda indígena

Leyendas indígenas: El enano de Uxmal

México está lleno de misticismo, esto debido a las creencias de los pueblos indígenas que habitan nuestro país. Un ejemplo de esto es el estado de Yucatán, el cual se caracteriza por la presencia de una gran comunidad maya.

Como parte de sus creencias y religión, se llegaron a crear una serie de leyendas que ayudan a darle identidad a su pueblo. A continuación te comparto una de las más conocidas en la región: El enano de Uxmal.

Durante el imperio de Uxmal, se dice, vivió en la ciudad de Kabah una mujer hechicera de edad avanzada quien cuidaba celosamente un huevo que había encontrado de manera misteriosa. A diario se sentaba junto a éste a tomar el sol hasta que un día del huevo brotó un niño. La mujer resignada por su edad a no tener hijos, cuidó al niño como suyo.

El tiempo pasaba pero el niño se mantenía del mismo tamaño. La mujer notó que comenzaba a salirle barba y se le engrosó la voz, de esta forma descubrió que se trataba de un enano.

Leyendas indígenas

Un día, el enano guiado por su curiosidad y el descuido de la anciana, decidió averiguar qué era lo que la mujer cuidaba de manera excesiva frente a un caldero, al acercarse descubrió un Tunkul (instrumento hecho con un palo hueco y que genera un sonido muy fuerte).

Cuando el enano golpeó el Tunkul, el instrumento emitió un tono muy alto que se escuchó resonar en toda la ciudad de Uxmal.

Ya estaba vaticinado que, al oírse el cantar del Tunkul, el reinado del actual mandatario llegaría a su fin. Por lo tanto el rey mandó a buscar al culpable de tal anuncio y al llegar frente a él, le preguntó al enano si había algún modo de evitar que eso ocurriera.

También te puede interesar   Nacimiento del Sol y la Luna

El enano pidió al rey que primero mandara a labrar un camino desde Kabah hasta Uxmal. Una vez terminado el camino él regresaría para decirle la respuesta.

Ya listo el camino, la bruja junto con su protegido se dirigieron a la ciudad, dónde ya los esperaban para conocer la respuesta. Al llegar, el enano mencionó que daría la solución solamente si el Rey superaba una prueba que consistía en romper con la cabeza el fruto más duro que se conoce en la zona yucateca y que es el Cocoyol.

El mandatario aceptó sólo con la condición que el enano lo hiciera primero; éste aceptó pero antes colocó una capa dura de metal bajo su cabeza con la cual resistió el golpe.

Cuando llegó el turno del rey, éste no resistió y murió al primer golpe.

Leyendas indígenas, el enano de Uxmal

Por causa de este suceso el Enano fue coronado Rey de Uxmal.

Una vez coronado la anciana le dirigió sabias palabras en las que le indicaba que ahora ella podía morir tranquila pues sabía que el lugar quedaba en buenas manos, de igual forma le dijo que fuera justo y actuara de manera correcta sin dejarse cegar por el poder.

Así trabajó el nuevo jefe durante un tiempo sin embargo, con el paso de los años, fue olvidando aquella conversación y se fue dejando envolver por la malicia. Su corrupción fue tal que un día anunció la creación de un nuevo dios que sería superior a los que ya existían.

El enano mandó a labrar en barro una escultura. Ésta fue puesta en la lumbre para que se endureciera y así asegurar su resistencia, pero al retirar la imagen del calor, ésta vibró de tal manera que los habitantes creyeron que la estatua hablaba y la adoraron más que a los dioses.

También te puede interesar   Leyendas indígenas: Pikit y Sac Muyal

Este acto enojó mucho a los verdaderos dioses que, como castigo, destruyeron la Ciudad de Uxmal hundiendo así el dominio del enano que llevó al pueblo a la peor de las catástrofes por culpa de su propia soberbia.

Fuente: En Yucatán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *