Leyenda de la flor de mayo

Leyendas indígenas: La flor de mayo

La cultura maya se asentó en la Península de Yucatán y es uno de los pueblos indígenas que aún conserva su lengua y algunas de sus tradiciones. Desde el inicio de su civilización elaboraron cuentos, leyendas y fábulas que hacían referencia a personajes míticos y a la naturaleza.

Cómo muestra de esta herencia te compartimos la siguiente leyenda titulada “La flor de mayo”.

“Cuenta la leyenda que un indígena maya se enamoró de las estrellas, en especial de las que forman la constelación de la Cruz del Sur y se pasaba todas las noches contemplando el cielo sobre todo durante el mes de mayo.

Constelación Cruz del Sur, leyenda maya

El joven a pesar de estar casado con una guapa muchacha no había podido tener descendencia y esta situación entristecía a la pareja. Por ello todos los días suplicaba a los dioses que le concedieran la dicha de tener una hija tan bella como las estrellas que tanto admiraba.

Los dioses escucharon sus ruegos y su esposa al fin quedó embarazada y en el mes de mayo dio a luz a una niña. La bebé causó un gran asombro al tener una piel blanca y pálida por lo que recibió el nombre de Sac-Nicté (flor blanca).

Ante este suceso el padre le confesó a su esposa el deseo que le había pedido a los dioses y ambos quedaron convencidos de que se trataba de un milagro.

La niña fue creciendo cada día más hermosa, pero también más pálida y enfermiza. Su tez parecía de cera, y todas las noches miraba con nostalgia a los cielos, como si las estrellas algo le dijeran.

Al llegar a la pubertad su salud empeoró y sus padres pidieron auxilio a los curanderos de la región pero ninguno les pudo decir qué tipo de mal tenía la pequeña. Concluyeron que los dioses habían decidido llevarse a Sac-Nicté.

También te puede interesar   El chicle de los mayas

Leyenda de la Flor de mayo

La pequeña falleció en el mes de mayo justo cuando la primavera engalanaba los campos y la Cruz del Sur brillaba en su máximo esplendor. Su padre soñó con una voz que le indicaba que dejara de llorar porque su hija ya no sufría y que había sido voluntad de los dioses que regresara al cielo, a donde pertenecía.

Todo el pueblo le realizó un hermoso entierro en el cementerio del lugar y al año siguiente (en el mes de mayo) sobre la tumba de la pequeña nació un árbol que dio bellas flores. A partir de ese momento se le nombró Flor de Mayo el cual se caracteriza por tener un aroma dulce y por florecer durante ese mes.”

Fuente: La palabra maya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *