La Cocina Otomí: bagaje culinario de México al mundo

Tres años tardó el investigador Héctor Latapí López en reunir casi 100 recetas de la cocina otomí del municipio de Ezequiel Montes (Querétaro), las cuales han perdurado en el tiempo a través de la degustación y tradición oral.

Mole de flor de quiote o Njümñi’i döñi ndömbo, torta de flor de palma o nthämi ra döni m’ahi, dulce de huamiche o ñ’uga bixnaga y nopal en penca o xät’ä mant’a xuta son solo algunas recetas que el investigador pudo recuperar en las comunidades indígenas de Villa Progreso y Bernal, a través de pláticas.

“Fue una labor de más de tres años en el sitio, donde lo primero que me dijeron las cocineras fue que no tenían recetas escritas, que todo lo que sabían hacer para comer lo habían recibido como herencia oral de sus antepasados”, afirmó el Latapí López.

El presidente del Centro de Investigación para el Rescate de la Cocina y Tradiciones Hñähñu-chichimeca señaló que la mayoría de las recetas que recopiló el investigador en el semidesierto queretano son a base de cactáceas, insectos y carne de animales como conejo, rata magueyera y ardilla, entre otros.

“La riqueza en cactáceas e insectos que ofrece el semidesierto queretano es tal que por siglos ha dotado de los ingredientes nutritivos y suficientes para la cocina otomí, a través de la simple recolección”, enfatizó Latapí López, oriundo de Orizaba, Veracruz, pero con muchos años de radicar en Querétaro.

“Una gran cantidad de platillos a base de nopal, un suculento guiso de verdolagas y quelites, flores silvestres como el xoconostle, la sábila y la tuna. Además de insectos, tortillas de maíz negro, salsas de tomate en crudo, de chile cuac y salsa negra para barbacoa “son sólo un antojo de lo que incluye este trabajo que tuve el honor de coordinar”, dijo.

También te puede interesar   Museo Indígena alberga la exposición “Píntate de información, esculpe tu vida”

Refirió que su libro “Voces y sabores de la cocina otomí de Querétaro” ya forma parte del expediente que obra en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Cocina Tradicional Mexicana.

“Las cocineras son parte fundamental de este trabajo, pues me dieron en mi investigación más de 50 diferentes recetas de platillos a base de nopal, lo que da muestra de la enorme riqueza gastronómica indígena del semidesierto queretano”, remarcó Latapí López.

Puso de manifiesto también que la cocina indígena es un ritual, pues su población vive de acuerdo al ciclo agrícola, ya que los productos alimentos que utilizan para la elaboración de los platillos son de temporada y de mucha labor de recolección.

“Este libro pretende mezclar los ingredientes de la promoción, preservación y difusión de la riqueza gastronómica de Villa Progreso y Bernal, aderezados con cultura y tradición, que es precisamente lo que da identidad milenaria a esa maravillosa zona indígena del semidesierto queretano”, concluyó Latapí López.

Fuente: http://www.notimex.com.mx/

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *