Los cánticos espirituales de la Abuela Margarita

Escrito por Un poco de mí

0 comments México indígena

La Abuela Margarita nació en el campo del estado de Jalisco, México, y se crió con su bisabuela que era curandera y milagrera.

De edad indefinida, ojos transparentes azulados y una sonrisa contagiosa viene desde su México natal a traspasarnos su sabiduría ancestral, sembrando y expandiendo sus enseñanzas para ayudar a recuperar con ritos ancestrales la memoria celular de quienes somos.

Viste con los atuendos típicos de su tierra, sin dejar ningún detalle, como las trenzas que se recoge cada mañana engarzadas con collaritos artesanos, alrededor de su blanca cabeza…

Rezuma sabiduría y poder. Sus rituales son explosiones de energía que hacen muy bien a quienes los presencian haciendo que algo se agite dentro de las personas.

A través de sus ceremonias y temazcales se dedica a sembrar salud y conocimiento. Practica los círculos de danza del Sol, de la Tierra, de la Luna y la Búsqueda de Visión. Pertenece al Consejo de Ancianos de América el cual reúne gran cantidad de indígenas de distintas tribus para realizar ceremonias.

La Abuela se vale de cánticos para expresar un cúmulo de sentimientos que cuando se escuchan traspasan el tiempo y el espacio hasta llegar muy dentro de las personas.

Todo su trabajo tiene que ver con los cuatro elementos, con las cuatro direcciones. Conectando con la Madre Tierra y el Universo podemos viajar y trasladarnos a otros lugares, gracias al propio poder interior.

Les compartimos unos cánticos de la Abuela Margarita.

Fuente: http://www.abuelamargarita.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *