Los tarahumara: nacidos para correr

Escrito por Un poco de mí

0 comments México indígena

Al estadounidense Scott Jurek se le considera uno de los más grandes ultramaratonistas de todos los tiempos: sigue una dieta elaborada científicamente y posee varios récords mundiales en 50 millas, 50 kilómetros, 100 millas y 100 kilómetros.

En 2006, viajó a Chihuahua en México para competir en una carrera de 50 millas contra los tarahumara, una tribu que habita las montañas de México desde tiempos inmemoriales. Jurek, que iba equipado con el mejor calzado y vestimenta aerodinámica del momento, terminó en segundo lugar, detrás de Arnulfo Quimare, el más rápido de los tarahumara, quien corrió con un taparrabos, una blusa suelta y calzado con huaraches.

Jurek fue consultado después de finalizar la carrera y respondió:  “Me preguntaron si me dejé ganar y la respuesta es, no, me ganó en buena ley”, dijo el atleta americano.

Más que una anécdota, es un hecho. En su libro Nacidos para Correr, el escritor Christopher McDougall dice que los tarahumara son los mejores atletas por una simple razón: no utilizan los actuales calzados deportivos de marcas famosas y siguen una dieta simple, la misma que sus antepasados han saboreado durante cientos de años.

Los tarahumara o rarámuri, un vocablo que significa ‘hombres de pies rápidos’ o corredores a pie’, han sido esquivos a la civilización occidental desde 1600, cuando enfrentaron a los conquistadores españoles, y más tarde cuando escaparon a las garras del capitalismo, que arribó a Chihuahua para llenarse sus bolsillos de dólares con la explotación de las minas.

Escondidos entre las montañas, los tarahumara se han dedicado a subsistir en base a la recolección de frutos o persiguiendo animales durante días y cientos de kilómetros. Su alimentación tiene una base de maíz, frijoles y calabaza y uno de sus productos típicos es la chía, una bebida energética ancestral con antioxidantes.

También te puede interesar   El trabajo en la CDI

Con esas simples armas y casi sin un entrenamiento establecido, los ‘hombres de pies rápidos’ han sorprendido al mundo en más de una ocasión, como en 1994 cuando Juan ‘el Guinness’ Herrera superó en las 100 millas de Leadville, Colorado, a la americana Ann Trason, quizás la mejor ultrafondista femenina de la historia, con 20 records mundiales en su haber, quien venía de superar a todos los hombres que se habían registrado en las 100 millas de Western States en California.

Mucho tiempo antes, dos corredores tarahumara cuyos nombres no aparecen en los registros representaron a México en el maratón de los Juegos Olímpicos de Ámsterdam de 1928, con un desempeño regular y alcanzando los puestos 32 y 35. Ambos atletas no comprendían que la distancia de la maratón era de apenas 42 kilómetros e intentaron seguir corriendo tras el fin de la prueba, argumentando que la competencia era “muy corta, muy corta”.

A través de los años varios tarahumara se convirtieron en leyendas con sus triunfos contra ‘gringos’. Entre ellos figuran, además de ‘el Guinness’ Herrera y Quimare, los nombres de Victoriano Churo, Cirildo Chicarito.

Fuente: http://www.vivelohoy.com/

Acerca de 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) desde 2013, me defino como una mujer apasionada de la política y comprometida con mi país.

Soy egresada de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tengo una Especialidad en Impuestos por la misma universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *