Alegrijes, artesanías de Oaxaca

El origen de los alebrijes

El alebrije es una de las artesanías más representativas de México, los cuales son creados a partir del tallado de madera y representan figuras de animales fantásticos. Actualmente, el poblado de San Martín Tilcajete, Oaxaca es conocido mundialmente por la producción de estas figuras.

El origen de estas peculiares esculturas se dio en la Ciudad de México, cuando en 1936 Pedro Linares López, cartonero de oficio, enfermó y perdió la conciencia. Mientras estaba inconsciente, Pedro soñó con un bosque en dónde se encontraban animales que se convirtieron en criaturas extrañas.

Entre las figuras que llegó a ver se encontraba un burro con alas, un gallo con cuernos de toro, un león con cabeza de perro. Todos esos animales gritaban al unísono una sola palabra: ¡Alebrijes!

Pedro Linares, creador de los alebrijes

Pedro continuó su camino dentro de su sueño, hasta que se topó con un hombre, éste le dijo que él no debía estar allí todavía y que tenía que seguir andando pues a unos cuantos metros había una salida. Pedro corrió hasta que quedó frente a una ventana estrecha por la que apenas pudo escabullirse, justo cuando despertó.

Al momento de despertar, se encontraba en medio de su velorio y para sorpresa de todos los presentes, Pedro estaba totalmente recuperado y a partir de ese momento empezó a recordar su sueño y a crear las figuras de cartón que hoy se conocen como alebrijes.

Alebrijes en Oaxaca

En el estado de Oaxaca ya se producían pequeñas esculturas de animales a nivel local, talladas en madera, a las cuales aún no se les aplicaba el término alebrijes. El término alebrije tiene su origen en la familia Linares.

Tilcajete, pueblo de los alebrijes

Fuente: Rosy Ramales

Existen dos versiones sobre cómo llegaron los alebrijes al pueblo de Tilcajete (conocido por la creación de alebrijes). La primera indica que una persona llegó a esta comunidad y al ver como se vendía este tipo de figuras decidió realizarlos en madera, ya que el cartón (como antes se fabricaban) se tiende a deteriorar.

También te puede interesar   Tanguyú, la diosa de barro

Otra, indica que a principios de los 80 Pedro Linares fue de visita con unos familiares y les mostró algunos de sus alebrijes, y decidieron modificar el material de elaboración de estos seres fantásticos, propios de su cosmovisión, en ese momento decidieron tallarlos en madera y con el estilo propio de la artesanía del lugar.

Actualmente, la elaboración de estas artesanías es la base de la economía en Tilcajete. En algunas familias, todos los integrantes colaboran en el proceso del tallado, la pintura y la comercialización de éstas artesanías.

Los alebrijes se comercializan a nivel nacional a destinos como La Paz, Nuevo Laredo, Cancún, Cozumel y Puerto Escondido, así como el resto del mundo como: San Francisco, California, Miami y Alemania.

Fuente: México Desconocido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *