prendas indígenas, quexquimitl

Vestimenta indígena: Quexquémitl

Dentro de la cultura indígena, además de contar con una variada muestra gastronómica, de artesanías, así como festividades y danzas, su vestimenta ha trascendido a lo largo de los años. Y como muestra de ello tenemos el quexquémitl.

Esta prenda de vestir (exclusiva de las mujeres) se caracteriza por cubrir el torso de las féminas de los pueblos nahuas de Puebla, San Luis Potosí e Hidalgo, así como los otomíes y mazahuas ubicados en el centro del país y los huastecos.

En la antigüedad el quechquémitl se podía portar sobre el torso desnudo o por encima del Huipil. De igual manera, se tiene registro que las mujeres mixtecas usaban una especie de capa redonda debajo del quechquémitl.

Quexquémit, vestimenta indígena

Se cree que el origen de esta prenda tiene lugar durante la Mesoamérica precolombiana, ya que se puede apreciar en diversas presentaciones iconográficas y diversas estatuas. La materia prima con la cual se fabrica es el algodón, pero también es común el uso de gruesos hilos de lana, debido al clima frío de algunas zonas.

Actualmente, existen diversos métodos de fabricación. Uno de los más sencillos es con dos fragmentos cuadrados de tela sobre la cual se cosen por dos lados de manera de formen un rombo con un hueco para meter la cabeza en él.

Por otro lado, la técnica más complicada consiste en el uso de un solo fragmento de tela tejido en curva.Este complicado sistema de tejido permite la creación de telas en forma de una herradura, de modo que para formar el quexquémitl simplemente se cosen los extremos.

También te puede interesar   Zonas arqueológicas: Ek Balam

Los quexquémitl suelen ser trabajados con labores de decoración textil como el bordado, el brocado o la aplicación de otros materiales, dependiendo de la región y el gusto de la tejedora. Aunque hay algunos que se trabajan con telas industriales, las prendas de mayor calidad son las que se trabajan artesanalmente, con materias primas naturales.

Fuente: Casa Mejicu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *