Datos curiosos de la zona arqueológica de Mitla

Cinco datos curiosos de la zona arqueológica de Mitla

La zona arqueológica de Mitla fue un centro religioso y militar que llegó a albergar 10,500 habitantes. Este lugar llegó a conglomerar a un gran número de comunidades situadas en el Valle de Oaxaca y en las estribaciones de la Sierra Madre.

Debido a su cercanía con la ciudad de Oaxaca, Mitla se ha convertido en un lugar de visita obligada para todos los turistas. Pero hay datos curiosos que de seguro no conocías de esta milenaria urbe zapoteca que a continuación te compartimos.

1.- No hay pirámides

Así es. En esta zona arqueológica lo que destacan son sus conjuntos de construcciones: del Sur, del Adobe, del Arroyo, de las Columnas y de la Iglesia. Cada uno de los complejos están conformados por patios cuadrangulares, salones y tumbas.

2.- ¿Arquitectura zapoteca o mixteca?

Mitla, arquitectura con grecas

El decorado con mosaico de roca caliza y las grecas en las salas y muros de estas construcciones hacen pensar que fue obra de la cultura mixteca. La realidad es que los responsables fueron los zapotecos ya que influyeron en la arquitectura del lugar cuando cayó la ciudad de Monte Albán y Mitla fue habitada por ellos.

3.- Patrimonio de la Humanidad

En el 2010 esta zona arqueológica recibió el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) junto con las cuevas prehistóricas de Yagul ubicadas en la misma zona.

4.- Sin adhesivo

Mitla, Oaxaca arquitectura sin cemento

Mitla destaca por su gran trabajo arquitectónico ya que a pesar de no contar con ningún tipo de cemento, sus construcciones permanecen de pie a pesar de los años. Además, su principal misterio es la forma en que transportaron las enormes piedras de hasta cinco toneladas.

También te puede interesar   Zonas Arqueológicas: Uxmal

5.-El primer registro

El primer registro que se tuvo de la ciudad de Mitla se dio durante el siglo XVI, cuando el misionero Motolinia escribió una crónica sobre la visita del padre franciscano Fray Martín de Valencia a este lugar en 1533.

Fuente: Mundo Desconocido

Deja un comentario