Zona arqueológica Cantona Puebla

Zonas arqueológicas: Cantona

Cantona es una zona arqueológica que se localiza en el estado de Puebla y durante cinco décadas fue víctima de saqueadores, hasta que hace poco se habilitó para la su visita.

La ciudad se desarrolló del 600 al 1000 d.C. y cuanta con una extensión de 12 km, aunque en la actualidad el territorio trabajado sólo constituye el 1% de lo que abarcó. Se caracterizó por ser la rival de Teotihuacán, ya que obstaculizaba el paso de las mercancías lo que contribuyó a la caída de esa ciudad.

La obsidiana fue una de las mercancías más controladas por sus habitantes ya que era extraída del volcán Citlaltépetl y se trabajada en múltiples talleres de la ciudad.

Cantona, zona arqueológica Puebla

Cantona es considerada la ciudad más urbanizada del México prehispánico. Tenía calles amuralladas que podían cerrarse en caso de una invasión, debido a estas características con el aspo del tiempo se fue convirtió en una fortaleza.

La ciudad se edificó sobre un derrame basáltico del volcán Jalapasco y las construcciones se hicieron aprovechando lo escarpado del terreno. Las partes más altas del derrame basáltico se destinaron para la acrópolis, donde se sitúan las estructuras más importantes y donde residían los dirigentes.

Una de las características de sus construcciones es que no se utilizó algún tipo de cementante, las piedras fueron colocadas unas junto a las otras y los espacios fueron rellenados sólo con tierra.

Debido a los 24 juegos de pelota, descubiertos hasta el momento, se muestra la importancia que le daban a las ceremonias religiosas.

Juego de pelota, Cantona

Los hallazgos del lugar han revelado que la decapitación y la mutilación fueron prácticas comunes y estaban relacionadas con la fertilización de la tierra, cómo muestra se tiene la pirámide más gran del sitio, llamada Plaza de la Fertilización de la Tierra.

También te puede interesar   Zona arqueológica: La Venta

De acuerdo con los registros, fue abandonada en 1050 como resultado de los cambios climáticos que desecaron la zona, así como por la llegada del pueblo chichimeca.

Fuente: México Desconocido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *